El crack está en tratativas de venta; si no se concretan, sería enviado a USA por sus propietarios

SANTIAGO DE CHILE, Chile (Especial para Turf Diario).- Es casi seguro que el crack Cariblanco será el nuevo embajador de la hípica nacional en el exterior, y con justo derecho, tras imponerse de forma espectacular en el St Leger (G1), el cierre de la Triple Corona del Hipódromo Chile, el desafío que parecía ser el más difícil de su campaña y que terminó siendo un verdadero trámite para el abanderado del stud Hermano Querido, aplastando a sus ocasionales rivales en la “Carrera del Año” del teaatro palmeño.

El nacido y criado en el Haras Santa Sara, volvió a estar en la vitrina de los agentes de ventas tras semejante logro y, de llegar a buen final las conversaciones, que ya estuvieron desarrollándose previo a la carrera del último sábado, seguiría su ruta en los Estados Unidos. De no avanzarse, el camino para el hijo de Awesome Patriot sería el mismo, dado que su equipo estaría decidido a transformarlo en el nuevo embajador de la hípica nacional en el turf más desarrollado y competitivo del mundo.

“La idea es concretar una venta y, tal como ocurrió previo al St Leger (G1), hay varios interesados, dado que un fina sangre de la calidad de Cariblanco no se ve todos los días”, explicó Amador Sánchez, preparador junto a su hermano Rodrigo del notable hijo potrillo.

Sin dudas que las recientes experiencias exitosas de Wow Cat (Lookin At Lucky) -mixta, en su caso- y de Robert Bruce (Fast Company) en el último tiempo empujan a sus propietarios a barajar la posibilidad de enviar a Cariblanco al norte si finalmente no hay un acuerdo económico para su venta.

El triplecoronado del Hipódromo Chile tendría su destino marcado, consecuencia lógica de una campaña estupenda.

Fernando Ojeda V.

Diario La Hipica