El crack, invicto en 10 salidas, se despedirá de las pistas este sábado en Ascot, donde enfrentará al Derby Winner Adayar

Quizás en Argentina todos estemos hablando el sábado del histórico Gran Premio Jockey Club (G1). Pero el mundo tendrá su vista posada mayormente en Ascot, Inglaterra, donde el formidable Baaeed dará su función de despedida en el QIPCO Champion Stakes (G1-2000 m, césped), la carrera central del Champion Series, el último gran evento de la temporada europea.

Por supuesto que por la tarde sobrará el tiempo para dedicarle al Classic más antiguo del país, pero bien valdrá la pena tratar de ver lo que pinta para ser una carrera increíble, la última de uno de esos caballos que salen de tanto en tanto, inolvidables. Invicto en 10 salidas, el hijo de Sea the Stars ganó este año el Lockinge Stakes (G1) en Newbury, el Queen Anne Stakes (G1) durante Royal Ascot, el Sussex Stakes (G1) en Goodwood y fue por primera vez a los 2000 metros en York para brillar más que nunca en el Juddmonte International Stakes (G1), venciendo a Real World (Dark Angel) en las dos primeras de aquellas pruebas y a Modern Games (Dubawi) y Mishriff (Make Believe) en las dos siguientes.

Lo que hizo York fue de otro planeta, ganando por 6 1/2 cuerpos, pero alcanzando con una facilidad asombrosa y ahorrando energías en el remate; fue el día en que se graduó de crack, y quienes querían verlo brillar en la milla y cuarto debieron bajar la cabeza.

William Haggas y su opinión fueron influyentes para que finalmente Baaeed no corriera el Prix de l’Arc de Triomphe (G1) y esperara por el Champion Stakes, y ahora todos aguardan una despedida ideal. Jim Crowley, como en sus últimas 8 presentaciones, será su socio desde las riendas.

“Es el alumno que todo maestro desearía. Tendría A en todas las materias, sería el capitán de los equipos de rugby, cricket, fútbol o hockey. Galoparía en Cambridge y no pararía hasta ser Primer Ministro”, fue la alegoría con la que Haggas eligió calificar a su crack cuando el Racing Post lo consultó.

“Simplemente lo tiene todo y es el mejor en todo lo que hace. No se porqué es así, pero es así. Frankel fue invicto, pero pocos pueden no perder en una campaña en semejante nivel. Obviamente buscamos que Baaeed gane en cada una de sus carreras, por lo que pienso que sería muy triste verlo perder”, agregó.

En el Champion Stakes el crack se enfrentará ni más ni menos que con Adayar (Frankel), héroe en el Epsom Derby (G1) y en el King George VI & Queen Elizabeth Stakes (G1) de la temporada anterior y que acaba de reprisar galopando a sus únicos 2 rivales en una condicional de Doncaster. 

“Por supuesto que es un gran caballo, y está fresco. Pero hemos visto que sus mejores actuaciones llegaron sobre una milla y media. Respeto mucho a Adayar, tanto como a Bay Bridge, que lució fantástico en Sandown”, contó Haggas a la hora de hablar de los principales adversarios del invicto.

Bay Bridge, que es preparado por Sir Michael Stoute, no corre desde que a principios de julio quedó quinto de Vadeni (Churchill) en el Coral-Eclipse Stakes (G1) de Sandown Park, y antes había sido escolta a 1 cuerpo del ya retirado State of Rest (Starspangledbanner) en el Prince of Wales’s Stakes (G1) de Royal Ascot. Su último éxito fue en el Coral Brigadier Gerard Stakes (G3), la carrera que mencionadaba Haggass.

En una tarde repleta de cracks, sobre el césped mítico de Ascot Baaeed tratará de dar una última gran actuación. Ya es inevitable comenzar a extrañarlo…