La recaudación fue similar a la que se dio hace 12 meses, con 50.000 personas en Sha Tin; Exultant fue la gran figura de un día con tres G1 de alto vuelo

SHA TIN DISTRICT, Hong Kong (Especial para Turf Diario).- El Champions Day que se resolvió este domingo en Sha Tin fue noticia por dos motivos: los resultados de los tres G1 que se resolvieron y la fortuna que logró totalizarse en apuestas pese a desarrollarse la fecha a puertas cerradas y con la única presencia de 335 miembros del Hong Kong Jockey Club.

Nada más y nada menos que 187,7 millones de dólares pasaron por ventanillas al cabo de las 10 carreras que se disputaron, cifra muy cercana a la que se había conseguido 12 meses atrás y que no hace más que ratificar el apetito insaciable de los residentes en esta isla por el juego de las carreras de caballos.

En tiempos de pandemia, y con amplias restricciones y cuidados por el brote de Covid-19, el Queen Elizabeth II Cup (G1-2000 m, césped), el Champions Mile (G1-1600 m, césped) y el Chairman’s Sprint Prize (G1-1200 m, césped) fueron las tres carreras más trascendentes para el mundo hípico durante el fin de semana que pasó.

En la primera de aquellas el irlandés Exultant (Teofilo y Contrary, por Mark of Esteem) junto con el jockey Zac Purton se tomaron revancha de la derrota que el año último había sufrido a manos del japonés Win Bright (Stay Gold) -los caballos nipones no pudieron competir por las restricciones existentes- y se alzaron con el preciado trofeo.

Paliza importante de por medio por parte de Purton, Exultant se hizo fuerte en la recta final desbancando al puntero Time Wrap (Archipenko), para luego contener por 3/4 de cuerpo la atropellada del neocelandés Furore (Pierro), con el australiano Eagle Way (More Than Ready) en tercero a otros 2 1/2 largos, todo tras 2m clavados.

Previo ganador del Hong Kong Vase (G1), de la Hong Kong Gold Cup (G1) y del Hong Kong Champions & Chater Cup, Exultant explotó en el máximo de su nivel desde que desembarcó aquí, pero de potrillo y en The Curragh, Irlanda, había sido tercero de Churchill (Galileo) y de Thunder Snow (Helmet) en las 2000 Guineas (G1).

El Champions Mile le ofrecía al neocelandés Beauty Generation (Road to Rock) la posibilidad de quedarse con la victoria por tercera temporada consecutiva, pero sus planes y la ilusión de los fanáticos encontraron un final inesperado a pocos metros del disco, cuando el australiano Southern Legend (Not a Single Doubt y Donna’s Appeal, por Carnegie) lo alcanzó para superarlo por apenas media cabeza. Fue un mano a mano impresionante entre el ganador y su escolta al cabo de los 200 metros finales, con el conducido por Vincent Ho bajando la cabeza en el momento preciso.

El show había arrancado con el Chairman’s Sprint Prize y la sorpresiva conquista del australiano Mr Stunning (Exceed and Excel y With Fervour, por Dayjur). Con Karis Teetan luciéndose en sus riendas, aventajó por 3/4 de cuerpo y hocico a Big Time Boy (Ire-Dandy Man) y Thanks Forever (Aus-Duporth).