Se correrá el viernes próximo, junto con el Confederaciones Rurales Argentinas

Como todos los lunes, la oficina de carreras del Hipódromo de San Isidro trabajó a pleno de cara a sus próximas reuniones con las anotaciones. Lo más trascendente en el norte pasará por la fecha prevista para el viernes 26 del corriente, cuando el Clásico Eudoro J. Balsa (G3-1600 m, césped), para yeguas desde los 4 años, medirá varias de las especialistas de la categoría.

La idea era un panorama jerárquico por triplicado de la mano de los clásicos Sociedad Rural Argentina (1800 m) y Confederaciones Rurales Argentinas (1000 m), ambos para ejemplares con actuación en el interior del país. Sin embargo, por tercera temporada seguida el primero de esos pases fue anulado.

El regreso de Carta de Amor (Heliostatic) (foto) es uno de los datos salientes en el Balsa, donde las G1 Halo Holiday (Harlan’s Holiday) y Touch of Pink (Heliostatic) aportan todavía más calidad al lote, sin olvidar la probable presencia de Muy Tímida (City Banker), reciente titular del Omeha (G2). Junto a ellas podrían estar en las gateras: Alla Tua Salute (Pure Prize), Angie (Angiolo), Asturiola (Angiolo), Holy Tala (Manipulator), Leca Maleca (Uru-T.H. Approval) y Tinguiririca (Easing Along).

Anulado entonces el Sociedad Rural Argentina, sobrevivirá, quizás, el Confederaciones Rurales Argentinas, para el que se postularon: Donofrio (Lizard Island), Duncana (Temedero), Euzkaldun Sexy (Storm Play), Faraón (Storm Mural), Mi Vieja Viola (Stone Cat), Pormenores (Poseidon’s Warrior), Sidwell (Lizard Island), Teneme Fe (El Santino) y Thirsty Halo (Stay Thirsty).

San Isidro también abrirá sus puertas el miércoles 31, cuando se disputará el Handicap Petite Ecurie (1200 m), para yeguas desde los 5 añosy sobre la pista de arena. Vivacita (Heliostatic) recibió el peso máximo de 58 kilos.