El hijo de Equal Stripes fue una de las figuras en el fin de semana de carreras en Perú; Estrella de Fuego se llevó el Batalla de Ayacucho

Por Néstor Obregón Rossi

LIMA, Perú (Especial para Turf Diario).- Cuando parecía que todo ya estaba a favor de Lucky Good Lookin (USA-Lookin At Lucky), el argentino Elías Sripe (Equal Stripes) tuvo restos para remontar y conseguir un valiente triunfo en el Clásico Lutz (1600 m), estelar de la jornada sabatina en Monterrico.

Montado por José Reyes -que cerró la tarde con cuatriplete- el defensor del Stud Jet Set había manejado las acciones desde el inicio, con parciales cómodos de 24s8/100 y 24s89/100, lo que muy probablemente le permitió contar con ese segundo aire para la definición.

En la última curva, Huber Bocanegra -jinete de Lucky Good Looking- decidió definir la carrera, quizás de manera algo prematura, pero tal vez obligado por el tren que venía haciendo el puntero y que casi “obligaba” al movimiento.

Llegó a dominar las acciones, pero no pudo desprenderse del todo, pues Elías Sripe no dio la carrera por perdida y fue dando batalla. Por los manos se había colado el también argentino Más Allá del Éxito (Mastercraftsman) y tenía cara de ganador.

Elías Sripe volvió a la carga por el medio de la pista y pudo reaccionar a 100 de la meta, dándose el lujo de distanciarse para ganar por 1 1/2 cuerpos y marcando 1m39s78/100 para la milla.

Lucky Good Looking y Más Allá del Éxito completaron la trifecta, con medio largo de separación entre ellos, mientras que el favorito Shava (Cyrus Alexander), que vino cerca al inicio, no tuvo fuerzas en la recta final.

El ganador, entrenado por Juan Suárez, obtuvo su cuarta victoria en nueve salidas y la primera de categoría clásica. Es egresado del Haras Santa Inés.

El fin de semana en Monterrico tuvo su carrera central con el Clásico Batalla de Ayacucho (L-2000, césped), donde la victoria quedó para Estrella de Fuego (Oscar Performance), superando por el pescuezo a Alexandrina (Singe the Turf) en un tiempo de 2m2s68/100.

En tanto, siempre sobre la grama, se disputó además el Clásico Ejército del Perú (1300 m), para productos nacionales de 3 años y donde la copa quedó en poder de Tormentina (Editorial), doblegando por 1 cuerpo a Racing Daddy (Sugar Ray Danny), llevada al disco por el jockey Huber Bocanegra y bajo la preparación de Armando Filipuzzi.