El caballo de San Benito luce como gran candidato para la central de esta tarde en el Hipódromo de San Isidro

El Clásico Orange (L-1400 m, arena) será la base de la jornada de esta tarde en el Hipódromo de San Isidro, que estará integrada en su totalidad por carreras para ejemplares veteranos o de categoría alternativa. En la central interesa y mucho ver en acción a Don Empeño, un hijo de Exchange Rate reservado del Haras San Benito al que se le reconocen condiciones como para aspirar a llegar a la cima en la media distancia.

Invicto en sus dos primeras salidas porteñas, el pupilo de Carlos D. Etchechoury desembarcó en el plano de los G1 con un excelente cuarto lugar en el Gran Premio Palermo, cuando lideró hasta muy cerca del disco. Tras un par de labores por debajo de lo esperado, y parate por la pandemia de por medio, regresó a mediados de octubre en las catorce cuadras porteñas llevándose una durísima y numerosa condicional con total autoridad y en la espectacular marca de 1m20s59/100.

Da la sensación de que, de no bajar demasiado su nivel, su victoria en el Orange parece un trámite, ante sólo 5 rivales que lucen bastante por debajo de sus habilidades, aunque, se sabe, carreras son carreras…

A los 7 años pega la vuelta Grande Guachín (Gran Postor), inactivo desde hace casi un año pero que ganó en 4 de sus 5 salidas más cercanas. La incógnita es la forma en que regresa, pero si está en aquél nivel, puede aspirar a seguir la serie si el candidato afloja inesperadamente. Está corriendo poco Kohinoor (Cima de Triomphe), pero se le reconocen aptitudes como para tener una labor positiva; en tanto, Dantalion (Mutakddim) estará ahora en una distancia más acorde a sus habilidades.