Problemas en el pescuezo limitan al campeón; su generación 2020 se calcula en apenas 20 crías

Deep Impact, uno de los mejores padrillos del mundo, no podrá continuar sirviendo esta temporada. La noticia, dura, se conoció ayer y habla de problemas en su pescuezo que, si bien no tienen en riesgo su vida, no le permitirán seguir trabajando con normalidad y demandará un tiempo para su recuperación. Célebre ocupante del Shadai Stallion Station, en Japón, el hijo de Sunday Silence tiene 17 años y ganó allí la estadística de reproductores las últimas 7 temporadas, produciendo hasta ahora 13 ganadores clásicos, 110 de ellos en el plano de las carreras de grado y 39 vencedores en G1.

Según se calcula, por las yeguas que ya sirvió, su generación del año próximo estará compuesta por sólo 20 potrillos y potrancas. Deep Impact ingresó a la reproducción en 2007 y el valor de su salto fue privado en 2019. Su éxito no sólo se dio en Japón, pues Europa también sabe ampliamente de su generosidad.