El hijo de Grand Reward volvió a lucirse de punta a punta sobre el césped de Palermo, una pista que le cae de maravillas

Apaluso, medalla y beso para el noble de El Consorte, que este lunes en el Hipódromo Argentino de Palermo ganó por tercera temporada consecutiva el Clásico Buenos Aires (G3-1600 m, césped), un récord tan particular como destacable.

A menos de un mes de quedar fuera del marcador en el Gran Premio Joaquín S. de Anchorena (G1), el hijo de Grand Reward ratificó su vigencia y también su gusto por el trazado interno porteño, donde la mayoría de las ocasiones en que compitió termino adelante.

Caballo de corazón el crédito del Stud Urquiza, de esos que se juegan desde el salto, adelante, a matar o morir. Esta vez, sobre una cancha complicada, pesada, bien mojada, no necesitó de romper los relojes al frente y Eduardo Ortega Pavón pudo lograr serenarlo para marcar parciales firmes, pero no esos que después pasan factura.

Twisty Sun (Exchange Rate) fue el encargado de ponerle presión, de marcarlo de cerca buscando limarle energías, y por algún momento dio la sensación de que su táctica rendiría frutos, aunque para beneficiar al incansable Joy Filoso (Filoso Emperor), que al llegar la recta final salió desde atrás atropellando largo tratando de alcanzar al puntero.

Pero no lo consiguió. El Consorte siguió brazeando firme, puso garra y corazón y consiguió contener el avance de su rival por el pescuezo y al cabo de 1m37s53/100; a 3 cuerpos de Joy Filoso, Twisty Sun completó la trifecta, 1 largo por delante del tres años Splendid Key (Key Deputy), que pareció sentir más el estado pesado de la pista que el alargue hasta la milla.

Para el crédito de El Alfalfar, que venía de tres festejos clásicos consecutivos, todo se acabó bien temprano, pues en la curva ya podía advertirse que le costaba seguir el ritmo pese a los esfuerzos de Facundo Coria, su jockey.

Al cuidado de Enrique Martín Ferro, El Consorte suma ahora 8 festejos en 21 salidas, con premios por 5.082.700 pesos, habiendo festejado, además de las tres ocasiones en el Buenos Aires, en el Gran Premio San Isidro (G1), en el Clásico Pedro Chapar (G3) y en el Clásico Ecuador (G2), siempre sobre el césped.

Criado por La Quebrada, El Consorte es la primera cría de La Casoriada (Luhuk), cuya madre es la placé de G3 La Buscona (Mutakddim), una hermana materna del estupendo El Garufa (Luhuk) en la inolvidable familia de Margot (Advocate), la de los campeones El Compinche (Southern Halo), La Maltrecha (Mariache), Lenovo (Roman Ruler), Sobradora Inc (Include)Mi Quimera (Good Manners), entre otros.