El campeón arrancará esta nueva aventura con el apoyo de un sindicato que completan La Providencia, Firmamento y Santa Inés

Para el crack argentino Hi Happy su paso por las pistas ya es historia. Repleto de gloria y de grandes triunfos fue retirado hace algunas semanas el notable alazán, que desde agosto próximo enfrentará un nuevo desafío en su vida pues llegará al Haras Vacación para comenzar allí su trayectoria como padrillo.

La novedad encontró confirmación en la voz de Agustín Ventimiglia, parte importante dentro de la estructura de la cabaña de Pablo Zavaleta y Damasia Lottero, en una aventura que compartirá con La Providencia -donde se crió el campeón y colores para los que compitió-, Santa Inés y Firmamento, un sindicato que, garantiza, tendrá las mejores posibilidades en este nuevo camino.

“Tabulada” enorme la de los caballos que se convirtieron en sementales gigantes en el haras que trabaja sobre la ruta 8, entre San Antonio de Areco y Capitán Sarmiento, como Pepenador (Lucky Debonair), Mariache (Dancing Moss), Confidential Talk (Damascus), Roy (Fappiano) o Roman Ruler (Fusaichi Pegasus), si de buscar los ejemplos más exitosos se trata. Allí tendrá ahora la oportunidad de hacerse aún más grande Hi Happy, que la próxima semana viajará desde los Estados Unidos, donde ya está en cuarentena.

El hijo del fenomenal Pure Prize e Historia (French Deputy) dejó huella en los hipódromos argentinos, pero también ratificó su calidad en los Estados Unidos. Aquí fue invicto, ganador de los grandes premios Carlos Pellegrini (G1), Nacional (G1), Jockey Club (G1) y Dos Mil Guineas (G1), además de haber vencido también en el Clásico Ensayo (G2). Semejante campaña le valió ser consagrado como Caballo del Año, Campeón 3 Años y Campeón Fondista.

Ya enviado al norte por sus dueños, su campaña allí tuvo una primera etapa que no conformó, pero que viró 180 grados cuando recayó en las manos de Todd Pletcher, con el que ganó el Man O’War Stakes (G1) y en Pan American Stakes (G2), además de ser segundo en el Knickerbocker Stakes (G2) y tercero en los trascendentes Gulfstream Park Turf Stakes (G1), Manhattan Stakes (G1) y Fort Lauderdale Stakes (G1). Otro dato: corrió el último Breeders’ Cup Turf (G1), viniendo adelante hasta la recta final.

Hi Happy aporta el cóctel perfecto de físico, pedigree y campaña. Un monumento de caballo, brinda también una genética de primer orden internacional, siendo continuador de la línea de Storm Cat a través del exitoso Pure Prize, ganador de estadísticas en nuestro país. Por línea baja, Historia, su madre, produjo otros dos vencedores de máxima escala como Hispanidad y Hinz -este último en Chile-, también cuando se la cruzó con Pure Prize, contundente señal de “nick perfecto”.

“Hi Happy va a jerarquizar la padrillera de Vacación, teniendo el lugar que su estatura demanda. Siempre estuvimos pendientes de lo que podría ser su futuro, con interés en poder sumarlo cuando concluyera su campaña; estábamos convencidos de que merecía su oportunidad aquí y queríamos dársela. Cualquier criador quisiera tener un caballo así, porque lo vemos determinante en todas sus líneas. Invicto en Argentina, con 4 triunfos de G1 de los trascendentes, las que pesan, y después en Estados Unidos se probó entre los mejores y dejó en claro su calidad”, cuenta Agustín Ventimiglia, con expectativas en la nueva incorporación.

Luego, agrega: “Tiene dos hermanos de G1, con la familia materna de Lode (Mr. Prospector), Encosta de Lago (Fairy King) y Flying Spur (Danehill), padrillos campeones en distintos puntos del mundo… Y ni hablar de su físico, pues cada vez que salía a la redonda era el caballo a mirar; siempre daba la sensación de que había ganado antes de correr. Es un caballo super completo y tiene el plus de entusiasmarnos apostar a otro caballo nacional. Su camino en el haras y sus primeros años de desarrollo estarán allanados al trabajar en conjunto con La Providencia, Firmamento y Santa Inés”.

Para Vacación, Hi Happy será la segunda incorporación de cara a la temporada de servicio de 2019, pues hace unas pocas semanas Turf Diario anunció también como primicia la llegada del G2 Seahenge (Scat Daddy). Allí también sirven hoy el consagrado Fortify (Distorted Humor), el promisorio Remote (Dansili) e In the Dark (Mutakddim), como el mencionado Mariache o el propio Hi Happy, cría nacional.

Deslumbró siempre Hi Happy en la pista, generó elogios en todo el mundo y logró algo muy pero muy difícil en un ambiente tan competitivo como el de la hípica: ganarse el respeto del público, de los aficionados, que lo consagraron como campeón más allá de todos los títulos conseguidos. Le llega ahora su oportunidad como padrillo, con las mejores posibilidades de triunfar tal como lo hizo antes con la montura puesta. ¡Bienvenido campeón!

Diego H. Mitagstein