El campeón buscará vencer por cuarta temporada seguida en la prueba emblemática del mitín real inglés

BERKSHIRE, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- Llegó el día, el que todos esperaban. En el jueves de Royal Ascot Stradivarius irá por la hazaña, por igualar el récord del icónico Yeats (Sadler’s Wells) y tratará de ganar por cuarta temporada consecutiva la Ascot Gold Cup (G1-4014 metros, césped), la prueba más emblemática del mitín real inglés.

Desde 1807 que la Copa de Oro ha sido un trofeo preciado por todos los hípicos. Aquella edición, que se corrió ante la atenta mirada del Rey Jorge III y de la Reina Charlotte sembró la semilla para que a lo largo de los años los fondistas más calificados del planeta la hicieran cada vez más fuerte.

Como en 2018, 2019 y 2020, John Gosden y Frankie Dettori le tendrán toda la fe del mundo al alazán chiquito de Bjorn Nielsen, el que escarba fuerte, acelera en la recta como pocos y tiene stamina para repartir; el que no se cansa nunca; un perseguidor incansable de sueños.

El tiempo pasa, y ese parece ser el mayor desafío para el fantástico hijo de Sea the Stars, multi campeón a esta altura y que a sus bien llevados 7 años acaba de reprisar ganando de forma convincente en esta misma pista el Sagaro Stakes (G3).

Gran favorito, Stradivarius tendrá varios rivales bien capaces de arruinarle el plato, tal el caso de Trueshan (Planteur), el mismo que en 2020 ganó en Ascot el QIPCO British Champions Long Distance Cup (G2) y que acaba de sortear la reprise escoltando a Japan (Galileo) en el Ormonde Stakes (G3) de Chester. Hollie Doyle estará en sus riendas.

El jockey Joe Fanning y el preparador Mark Johnston se las traen con el embalado Subjetictivist (Teófilo), brillante ganador de la Dubai Gold Cup (G2) en Meydan, Emiratos Arabes Unidos, mientras que Aidan O’Brien y Coolmore buscarán “defender” el récord de su Yeats principalmente con Santiago (Authorized) y Serpentine (Galileo), el primero reciente segundo de Spanish Mission (Noble Mission) en el Yorkshire Cup Stakes (G2) y el restante ganador la última temporada del Epsom Derby (G1), aunque después hizo poco más por la vida…

El mencionado Spanish Moon es otro de los nombres más importantes entre los rivales de Stradivarius, lote al que debe sumarse la yegua Princess Zoe (Jukebox Jury), que alguna vez dio el golpe en ParisLongchamp venciendo en el Qatar Prix du Cadran (G1).

Stradivarius va por la gloria en la Ascot Gold Cup, por reescribir los libros de historia, por Yeats y su estela inalcanzable. Hay caballo de sobra para conseguirlo, porque el alazán es uno de esos cracks que salen de tanto en tanto…

El show en Royal Ascot este jueves incluye otras 3 pruebas de grado

BERKSHIRE, Ascot (Especial para Turf Diario).- La tercera jornada de Royal Ascot 2021 contará con otras tres pruebas de grado para acompañar a la Gold Cup (G1). El fuego lo romperán los 2 años con el Norfolk Stakes (G2-1000 m); luego llegará el momento del Hampton Court Stakes (G3-2000 m), para ejemplares de 3 años; y completando el panorama estará el Ribblesdale Stakes (G2-2400 m), para hembras de 3 años.

Wesley Ward y John Velazquez atacan de nuevo en el Norfolk, ahora apoyando sus ilusiones en Lucci, un precoz hijo de Not This Time que se lució debutando en Belmont Park imponiéndose por 3 cuerpos y que ahora cruza el Atlántico por la hazaña. Un rival áspero promete ser Cadamosto (No Nay Never), con el sello de Coolmore, Aidan O’Brien y Ryan Moore y un debut con luces en Dundalk.

El Hampton Court Stakes tiene una carta importante en Mohaafeth (Frankel), invicto en 2021 y de fresca conquista en el Newmarket Stakes (L). Movin Time (Fastnet Rock) y los más experimentados One Ruler (Dubawi) y Roman Empire (Galileo) se harán sentir también.

Por último, el Ribblesdale ofrece como figura central a Noon Star, hija de los cracks Galileo y Midday (Oasis Dream), de Juddmonte, y que aporta como última “tabulada” un estupendo segundo en el Musidora Stakes (G3) cuando la venció la mismísima Snowfall (Deep Impact), posterior heroína en el Epsom Oaks (G1) por una cuadra. Divinely (Galileo), tercera de la propia Snowfall, su compañera, en Epsom, es segunda opción, aunque da la sensación de que costará bajar a la candidata.