El tordillo ganó de punta a punta y sobre 1800 metros de césped el Clásico Forli (G1); cobra forma la ilusión del Latinoamericano…

La pandemia está privando a la gente de muchas cosas. Por supuesto que hay una pila más importantes que poder vivir carreras en vivo, sería incomparable… Pero también es cierto que, en cuestiones estrictamente hípicas, no le está dejando al burrero disfrutar de clásicos y de caballos de esos que aparecen de tanto en tanto y que, además, suele ser difícil permanezcan aquí para sacarles todo el provecho del mundo en materia de convocatoria.

La tarde de sábado en el Hipódromo de San Isidro ofreció un final apoteótico del Gran Premio 25 de Mayo (G1), con Village King (Campanologist) batiendo a Miriñaque (Hurricane Cat) por nada, en la carrera soñada; pero también no dejó que las tribunas repletas aplaudiera a rabiar otra demostración excepcional del crack Strategos, imparable en su regreso al césped para agregar otro capítulo de gloria a su vida de cuento al vencer de punta a punta en el Clásico Forli (G2), corrido sobre 1800 metros.

Después de su derrota en el Gran Premio República Argentina (G1), cuando terminó cuarto de Tetaze, el hijo de Zensational fue pura categoría para hacer lucir todo demasiado sencillo, a pesar de enfrentar algunos rivales de pergaminos como Hole In One (Heliostatic), finalmente su escolta desde 5 cuerpos.

Con Francisco Leandro regresando a sus riendas, ya recuperado del accidente que no le permitió montarlo el 1 de mayo en Palermo, Strategos vino sereno todo el tiro, con Master Johnny (Mastercraftsman) presionándolo a 1 1/2 cuerpo. Tras un primer parcial de 23s 74/100, el enorme favorito se afirmó adelante y graduó sus energías. Los 800 quedaron atrás en 46s38/100 y el tordillo todavía venía parando.

Ya en la rectaMaster Johnny abandonó la pelea y surgió Hole In One, que llegó a ponerse a un par de cuerpos del puntero. Pero bastó que el jockey brasileño agigatara sus brazos y las riendas para que Strategos arrancara como si recién largara, rematando con potencia hasta separarse los 5 largos mencionados sobre su escolta, un relojito, un canto a la nobleza. A otros 2 1/2 largos, Lord of Lords (Master of Hounds) completó la trifecta tras estupendos 1m46s10/100, con un parcial complementario para las 12 cuadras de 1m33s63/100.

Nicolás Martín Ferro -de doblete gradual en el día- mantiene al óleo al caballo del Stud Ojos Claros y que fue criado por la familia Alonso en sociedad con el Haras La Pasión, con Candy Woman (Candy Ride), como madre.

En el repaso de la campaña de Strategos, son ahora 12 victorias en 17 salidas, con el detalle de que ya sabe lo que es ganar en arena o en césped y sobre 1000, 1200, 1400, 1600, 1800 y 2000 metros, en datos que hablan de una ductilidad asombrosa y de una calidad sobrenatural.

Sobran las opciones para Strategos a futuro, aunque seguramente el Longines Latinoamericano (G1) de octubre en Maroñas esté en los planes con una marca gigante por parte de sus allegados. Pero falta todavía para que en Uruguay se midan los mejores caballos del continente, y hasta entonces la gente de Strategos puede optar entre la milla y los dos kilómetros, donde crea conveniente.

Es una pena no poder disfrutarlo en vivo al crack. No escuchar esa ovación que lo acompañaría en cualquier final holgado a los que nos tiene acostumbrados. Ojalá esa música pronto pueda sonar.