El caballo Sudamericano mejor clasificado en los rankings internacionales ya tiene su futuro definido mientras aguarda las Distinciones Carlos Pellegrini para coronarse campeón

Por Diego H. Mitagstein

Ever Daddy, el caballo sudamericano mejor clasificado en los ratings internacionales y que fuera retirado de las pistas por una lesión tras su espectacular victoria del 6 de enero último en el Gran Premio José Pedro Ramírez (G1) del Hipódromo Nacional de Maroñas, en Uruguay, ya tiene su futuro asegurado.

Según confirmaron Agustín Levy, manager del Stud Tramo 20 y uno de sus propietarios, y Antonio Bullrich, el zaino comenzará su actuación en la reproducción prestando servicio desde agosto próximo en el Haras El Mallín, cabaña que en los tiempos recientes desarrolló otros grandes ejemplares nacionales como Fragotero (Roman Ruler), Puerto Escondido (Hurricane Cat) y Nicholas (Equal Stripes), entre otros, sin olvidar que allí también trabaja el G1 Sovereign (Galileo) y está retirado el gran Hurricane Cat (Storm Cat).

Criado por el Haras Abolengo y parte de la primera generación en el país de Daddy Long Legs, el zaino continúa por línea alta la exitosísima rama de Scat Daddy (Johannesburg), la misma de Justify o No Nay Never, por buscar sólo un par de ejemplos a la mano de muchos.

Bajo la preparación de Roberto Pellegatta, Ever Daddy realizó una brevísima y meteórica campaña, compitiendo en apenas 5 oportunidades y sólo cayendo en ocasión de su debut, cuando escoltó desde 8 cuerpos a My Stormy Dark (In the Dark) en el Especial Julio Félix Penna, sobre la milla pesada de Palermo.

Rápido encontró su desquite abandonando la última de las categorías por 9 largos sobre la misma pista y distancia, estableciendo un tiempo de 1m34s18/100.  los dos meses llegó su primer desafío clásico en el Coronel Miguel F. Martínez (G3-1800 m, arena), siempre en el centro, donde ya ofreció señales más concretas de su clase al doblegar por 5 cuerpos a Atomic Trigger (Cosmic Trigger), con el G1 Rammel (Fortify) en tercero.

Llegó entonces el gran desfío de dar el salto a los 2500 metros del Gran Premio Nacional (G1), el Derby, la prueba que cierra la Triple Corona nacional, y vaya si lo superó. En una gestión espectacular, Ever Daddy fue claramente superior y se adelantó por 5 cuerpos a El Kodigo (Equal Stripes), el mismo que había vencido en el Gran Premio Polla de Potrillos (G1).

Comenzó luego el plan internacional para el potrillo, que cruzó el charcho y con la misma solvencia de cada uno de sus triunfos en Argentina se alzó con el Ramírez, derrotando por varios cuerpos a Rock Walk (T.H. Approval), el mejor 3 años del otro lado del Río y que acaba de terminar séptimo en el UAE Derby (G2) de Meydan, en Dubai, Emiratos Arabes Unidos, casi sin tiempo de aclimatación. 

Cuenta Agustín Levi: “Desde que se conoció la noticia que retiraríamos a Ever Daddy, muchos criadores nos llamaron interesados en el potrillo como prospecto de padrillo; y no sólo haras locales, sino también desde Uruguay, porque dejó una gran impresión allá. Sinceramente, nuestra prioridad en estos días fue la recuperación del caballo y definir su lugar; ahora que ya está confirmado que estará en El Mallín viene lo más lindo: armar un proyecto para que tenga las mejores yeguas posibles y sea un éxito, como confiamos que será”.

Ever Daddy no sólo tiene atractivo por su campaña, su físico y su línea paterna, sino también por su pedigree bjo, ni más ni menos que en una de las ramas de la familia de la “E”. Evolucionr (Halo Sunshine), su madre, no corrió, pero también produjo a la ganadora clásica European Style (Mutakddim) y a la placé de G2 Evolutiva (Lucky Roberto).

Evidencia (Propicio), Evincing (Equal Stripes), Escabiar (Portal del Alto), Evidence (Farnesio), Evocado (Southern Halo), Enzo Stripes (Equal Stripes), Enzo de Oro (Lingote de Oro) y Evenly Halo (Halo Sunshine) son algunos de los nombres destacados que aparecen en su genética cercana.

La llegada de Ever Daddy a El Mallín puede darse incluso de su consagración en las Distinciones Carlos Pellegrini que se vienen, pues es sólido candidato a ser considerado Campeón 3 Años Macho y Caballo del Año.

Ever Daddy ya tiene su futuro como padrillo asegurado, como uno de esos padrillos para entusiasmarse y soñar con sacar un buen caballo de carreras.