Hijo de Galileo y dueño de la gloria en el Irish Derby (G1) de 2019, llegará en marzo próximo al país; La Leyenda, uno de los socios

Por Diego H. Mitagstein

Hacía años buscaba un Galileo. Pero no quería cualquier Galileo, quería uno de los buenos”, cuenta, entusiasmado y feliz, Antonio Bullrich, el dirigente, rematador y criador que desde 2022 disfrutará en su Haras El Mallín de un nuevo padrillo: el Galileo que tanto buscó.

Llega a la Argentina el linajudo Sovereign, ni más ni menos que el ganador en 2019 del Irish Derby (G1) en The Curragh, Irlanda, con un pedigree de primer nivel y ya conocido para la Argentina, pues es el mismo de Romanov, el Nureyev que produjo varios ganadores de G1 desde la padrillera del Haras Firmamento.

Al cuidado de Aidan O’Brien y con las diferentes chaquetillas de Coolmore, el alazán fue uno de los referentes de su generación, y en cada una de sus 3 temporadas de actuación tuvo victorias o arrimes clásicos, mostrando una excelente capacidad para la distancia, pero también rindiendo en la milla y sus alrededores.

Sovereign salió de perdedor a los 2 años sobre 1600 metros en Galway, para luego quedar cuarto de su hermano Japan en el Beresford Stakes (G2) de Naas y tercero en el Eyrefield Stakes (G3) que tuvo como vencedor a Guaranteed (Teófilo).

Ya con 3 años, reprisó escoltando al G1 Broome (Australia) en el Ballysax Stakes (G3) de Leopardstown, la misma pista donde trascartón sería tercero del mismo rival pero en el Derby Trial Stakes (G3). De allí viajó a Epsom para correr el Derby (G1), sin figurar, pero a su regreso a Irlanda tocó el cielo con las manos quedándose con el Irish Derby.

Esa tarde lo de Sovereign fue excepcional, pues venció de punta a punta, corriendo desde la suelta hasta el disco y ganándole por 6 cuerpos al mismo Anthony Van Dyck (Galileo) que venía de levantar la copa en Epsom. Entres su vencidos quedó también Broome.

Tras el Irish Derby el nuevo padrillo del Haras El Mallín pasó casi un año sin correr, regresando para el Vintage Crop Stakes (G3) de The Curragh para llegar tercero, compitiendo luego en el King George VI & Queen Elizabeth Stakes (G1) de Ascot, la carrera británica más importante del año para los caballos adultos, donde fue segundo de la campeona Enable (Nathaniel), delante del G1 Japan.

El pedigree de Sovereign es formidable, no sólo por tener a Galileo como padre, que, a esta altura del partido, no necesita presentación, sino por el peso de su rama materna. Por madre tiene a Devoted yo You (Danehill Dancer), que fuera segunda en el Debutante Stakes (G2) y en el Park Express Stakes (G3), y es hermana materna de los clásicos Thady Quill (Nureyev), Humble Eight (Seattle Battle), Royal Devotion (Sadler’s Wells) y April Starlight (Storm Bird).

Alleged Devotion (Alleged), la abuela de Sovereign, es hermana materna de la formidable campeona Balanchine (Storm Bird), del mencionado Romanov; también de Red Slippers (Nureyev), G2 en las pistas y luego vientre de la G1 West Wind (Machiavellian) y abuela de Thunder Snow (Helmet).

“Me siento como si estuviéramos trayendo al mismísimo Galileo. Quería uno de sus hijos, pero ganador a los 2 años y clásico, pero pensar en tener un ganador del Irish Derby ya era demasiado. Ahora lo estoy disfrutando con una alegría enorme. Nuestro socio es el Haras La Leyenda, pero el padrillo se va a sindicar y va a tener un muy importante apoyo, como se merece”, cuenta Bullrich, feliz.