La prueba para yeguas de la serie aparece como la más interesante; le sobran rivales de fuste a la candidata

Si de calidad se trata, la mejor competencia de este viernes en el Hipódromo de Palermo será el Gran Premio Estrellas Distaff (G1-2000 m, arena), clásico test de mitad de temporada para las yeguas mayores y que esta vez se vio retrasado por acción de la pandemia.

Impactante es la nómina de confirmadas, con la historia escribiéndose a gatera completa y de la mano de una figura sobresaliente como la de Joy Canela, recientemente consagrada como Campeón 3 Años Hembra de 2019 y que apuesta por reencontrarse con el triunfo, tras salir de escena luego de cumplir una decorosa actuación en el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1) de diciembre.

La hija de Fortify regresará a la cancha donde tocó el cielo con las manos ganando el Gran Premio Polla de Potrancas (G1) la temporada anterior, período en el que también acreditó el Gran Premio Enrique Acebal (G1) en la grama norteña, exhibiendo toda su ductilidad. 

Además segunda en el Gran Premio Selección (G1), la zaina del Stud Puey, que resistió a pie firme la “presión de los dólares”, tendrá varias rivales de las que cuidarse, tales los casos de sus coetáneas Ever Beautiful (Exchange Rate), Evincing (Mutakddim), Cita di Rio (Equal Stripes), Carteame (Equal Stripes) y Gianella (Lizard Island), todas buenas protagonistas graduales.

Ever Beautiful alcanzó máximo lucimiento en el Clásico Francisco J. Beazley (G2), mientras que Evincing puede darse el lujo de ostentar su victoria sobre la candidata en el Clásico General Luis María Campos (G2), por 1 1/2 cuerpo.

Cita di Rio se despidió controlando por el pescuezo a Carteame cuando se midieron en el Clásico Arturo R. y Arturo Bullrich (G2), con Gianella secundando a Joy Revolucionaria (Fortify) desde la cabeza en el Apertura (G2) tras ser tercera en el Acebal y cuarta en la Copa de Plata.

Con 5 años, en tanto, Pure Doris (Pure Prize) fue cuarta en la Longines Cup (G2), el día del Longines Latinoamericano (G1), carrera a la que llegó luego de prevalecer en el Miguel Angel y Tomás Juárez Celman (G2) local, aunque en el césped. Cielo Abierto (Roman Ruler) tiene concepto alto, más allá de haber perdido feo el invicto…