Bobby Q. se alzó por segunda temporada seguida con el Gran Premio Presidente de la República (G2) y Rainha Pioneira calcó su gestión de 2019 en el Clásico Criadores (G3)

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).- Como para estar a tono con un fin de semana donde la actividad hípica brilló a nivel mundial -menos en la Argentina, por supuesto, donde todo está literalmente a la deriva-, el Hipódromo Nacional de Maroñas disfrutó de un par de clásicos de primer nivel, tanda liderada por el tradicional Gran Premio Presidente de la República (G2-2400 m, arena), que este domingo enfrentó a la mayoría de los mejores caballos adultos de la actualidad.

Generoso como pocos, Bobby Q. volvió por sus fueros tras tropezar en el Gran Premio Batalla de Las Piedras (G3), y se alzó con una victoria conmovedora, superando por medio cuerpo al favorito Trancaferro (Alcorano), retomando la senda que con anterioridad, y luego de escoltar a Ajuste Fiscal (Ioya Bigtime) en el Gran Premio José Pedro Ramírez (G1), lo había visto prevalecer en el Clásico Manuel Quintela (G3) y en el Gran Premio General Artigas (G2). Y, claro, reteniendo su título, pues hace doce meses también se había llevado el Presidente de la República.

Conducido por el experimentado Luis Cáceres, y con Hugo Navetta como responsable de su preparación, el hijo de Shaghai Bobby y Qualify (Sulamani) siempre vino sobrando al puntero Miltitoplp (Escolaso), tanto que ya en el opuesto lo fue dominando para imponer su propio ritmo.

José da Silva se dio cuenta rápidamente con Trancaferro que el peligro estaba adelante y por eso intentó no perder pisada con respecto al zaino del Stud Mustafá, pero sus enormes esfuerzo en el derecho resultaron estériles.

Bobby Q. siguió galopando  y mostrando calidad y guapeza resistió para llegar primero al disco al cabo de 2m29s34/100 y redondear su décimo segundo festejo -octavo a nivel clásico- en 30 salidas, habiendo vencido ya desde los 1000 metros de Las Piedras hasta las 24 cuadras de Maroñas. Impresionante.

El fin de semana de este lado del río puede considerarse de “dobletes”, pues así como Bobby Q. se quedó por segundo años seguido con el Presidente de la República, lo propio hizo un día antes Rainha Pioneira con el Asociación de Criadores de SPC (G3), sobre 1200 metros y en la arena.

La reservada del Haras Belmont transformó la prueba en un paseo de salud, dominando desde la misma largada y rematando en el derecho sin despeinarse hasta arriba a la sentencia con terminantes 7 1/2 cuerpos de diferencia sobre Soapy Sky (Soapy Danger), llevando a buen puerto su claro favoritismo. A otros 2 largos, Supersticiosa (Mogador) completó la trifecta.

Héctor Lazo fue el jockey de la ganadora y Ricardo Colombo la mantiene en muy buena forma a pesar del tiempo, pues la zaina acaba de cumplir los 6 años.

En el resumen de su campaña ahora son 9 los discos sobre 22 salidas, con una efectividad llamativa. En materia de clásicos de grado, ya son 3 sus festejos pues, además de las dos versiones del Criadores, también se quedó con el Rufino T. Domínguez (G3), en agosto de 2019.