Ganador de la Dubai World Cup (G1), dentro de una campaña soberbia, ha tenido enorme éxito con sus hijas e hijos 

Por Néstor Obregón Rossi

LIMA, Perú (Especial para Turf Diario).- Hace unos días se anunció la llegada a nuestro país de Bourbon Resolution, el primer hijo de New Year’s Day -padre de Maximum Security- en el Perú y una apuesta que realizan en conjunto los haras Gina Santa Rosa, San Pablo y El Embrujo para seguir mejorando la raza del purasangre.

Pero New Year’s Day también es hijo del sensacional caballo irlandés Street Cry, pupilo del poderoso Godolphin (del Sheikh Mohammed Al Maktoum) y que desarrolló no solo una brillante campaña en las pistas, sino en la crianza.

Su influencia, en Perú también se ha sentido a través de sus hijos, lo que bien puede dar un mayor respaldo a la futura llegada del nuevo padrillo.

Campaña pistera

Tras debutar segundo en una condicional en Hollywood Park, Street Cry salió de perdedor a su segunda presentación en Del Mar y luego acumuló una torrecita de placé clásicos: segundo en el Del Mar Futuriry (G2), otra vez segundo, pero ahora en el Norfolk Stakes (G2), y tercero Breeders’ Cup Juvenile (G1) para viajar luego a Dubai y ganar las 2000 Guineas (G3) y entrar placé en el UAE Derby (G2).

Regresó al norte para ser segundo en el Discovery Handicap (G3) y luego volar otra vez a Dubai para ganar el Al Maktoum Challenge (G3) y consagrarse en la Dubai World Cup (G1) de 2002, batiendo por más de 4 cuerpos a caballos como el argentino Sei Mi (Potrillazo), los estadounidenses Sakhee (Bahri) y Agnes Digital (Crafty Prospector) y el francés Keltos (Kendor).

La campaña de Street Cry se cerró con dos carreras en los Estados Unidos: victoria en el Stephen Foster Handicap (G1) y segundo en el Whitney Handicap (G1). Acumuló 5.150.837 dólares en premios en sus 12 salidas. Este gran  caballo murió en el 2014.

Al haras

Llevado a la cabaña, Street Cry extendió su fama y fortuna. Fue Padrillo del Año en Australia en 2015 y 2016 y produjo 108 ganadores clásicos, aunque nos quedaremos solo con un par de ellos, dos de las mejores yeguas que han aparecido en el presente siglo en el Deporte de los Reyes: Zenyatta y Wynx.

Otro de sus destacados hijos fue el gran Tomcito, Campeón de 3 años en Perú, ganador del Derby Nacional (G1) y tercero en el Florida Derby (G1). Luego, en la cría, produjo en nuestro medio varios ganadores clásicos, empezando por Happy Valley, ganador de la Polla de Potrillos (G1), así como a la campeona Kalinka.

Otro hijo de Street Cry que llegó al Perú como semental y vino en calidad de préstamo: Street Hero, que en su única producción en nuestro país dio a Ancelotti, Caballo del Año, Campeón de 2 y 3 años y ganador del Derby Nacional (G1), y a la también Campeona Gracia Divina, titular del Clásico Pamplona (G1).

Sin embargo, otra hija de Street Hero llegó “por afuera” a Monterrico: Azarenka, ganadora de G1 y tercera en Latino (G1). Street Hero ha sido adquirido por el Haras Los Azahares y su nueva generación nació en el 2020.

Ahora, como para hacer que la relación entre Street Cry y el Derby Nacional (G1) tenemos el caso de Southdale, padre del reciente ganador de la Cinta Azul, Novillero,  que se suma a los nombres -ya mencionados- de Tomcito y Ancelotti.

Pero Southdale, además, produjo al Caballo del Año, Campeón de 3 años y reciente vencedor del Clásico Alfredo Benavides y Alfredo Benavides Diez Canseco (G3), Nuremberg, así como a Selvática, ganadora del Enrique Ayulo Pardo (G1) 

Otro hijo de Street Cry en la crianza  peruana fue Madera de Guerrero, ganador clásico en Lima y que de acuerdo al Stud Book tuvo su primera cría en 2018, próximo a debutar en los siguientes días.

Y Gautier, nieto materno de Street Cry, que brilló en las pistas y que con pocas generaciones cuenta ya con algunos ganadores.

Es, pues, parte de la enorme influencia que este gran caballo ha ejercido en el medio peruano y que, muy probablemente, seguirá ejerciendo a través de su nuevo nieto en la crianza.