Reprisando de 3 meses de ausencia, el hijo de Il Campion ganó por varios cuerpos y abrió el notable fin de semana del Stud Mamina

El Stud Mamina tuvo un fin de semana fantástico. Lo que se cerró el domingo con el triunfo de At a Glance (Angiolo) en el Clásico México (G3) de Palermo, había tenido una previa de mucha proyección en el sábado de San Isidro, con el potrillo El Estelar sacando pasaje hacia los clásicos más importante de la camada sobre el césped con una apabullante victoria en el Clásico Vilmar Sanguinetti (1400 m, césped, en diagonal).

Inactivo desde que hace 3 meses había sido tercer de Star Galán (Galán de Cine) y Natan (Señor Candy) en el Gran Premio Gran Criterium (G1), y de regreso a la distancia en la que había debutado ganando, prácticamente no fue carrera para el hijo del generoso Il Campione, que asumió el liderazgo a poco de largar y se vino de un viaje sin mirar hacia atrás. E

n sus riendas, Juan Cruz Villagra se limitó a controlar el ritmo y ahorrarle un desgaste mayor al necesario, manteniendo siempre claras ventajas sobre sus rivales y haciéndolo apenas acelerar en la parte final.

La fórmula le permitió a El Estelar cruzar la meta con 6 cuerpos de ventaja sobre Billion (Galicado), que de zaguero pasó a escolta frente a las tribunas, mientras El Mejor Recuerdo (Il Campione) quedaba tercero a 3/4 de cuerpo y con el pescuezo de ventaja sobre Don Kazako (Long Island Sound), todo tras 1m22s89/100.

Preparado por Miguel Cafere y de la cría del Haras El Paraíso, El Estelar se sacó de encima la reprise y se hizo clásico en el mismo movimiento, y ahora da la sensación de que el objetivo lógico para su campaña sería el Clásico Ensayo (G3), dentro de unas semanas y pensando en llegar al Gran Premio Jockey Club (G1), la segunda escala de la Triple Corona, siempre sobre el césped de San Isidro.

El Estelar tiene por madre a Danskin (Southern Halo), yegua madre que fue adquirida en la liquidación del Haras La Quebrada por El Paraíso, que ya dio otras dos crías ganadores y que en su base pertenece a la familia de Barbarella (Good Time), la misma de El Barón (Egg Toss), El Azor (Lasting Approval), Baroness (Liloy), Marquise (Farnesio) y tantos otros buenos caballos.