El hijo de Tapit, padre de Monomoy Girl, había sido vendido a Japón y realizaba la cuarentena en Gainesway

LEXINGTON, Kentucky (Especial para Turf Diario). Día difícil este miércoles para el mundo de la cría en los Estados Unidos, pues además de conocerse sobre la muerta del crack Awesome Again, también se produjo otra pérdida importante con Tapizar (Tapit), excelente corredor y padrillo generoso.

Vendido recientemente para servir desde 2021 en el Yushun Stallion Station japonés, el reproductor que venía trabajando en Gainesway Farm debió ser sacrificado luego de sufrir un accidente en su box mientras realizaba la cuarentena; estaba previsto que viajara a mitad de enero hacia su nuevo destino.

De apenas 12 años, Tapizar supo ganar el Breeders’ Cup Dirt Mile (G1) y el San Fernando Stakes (G2) en 2012, dentro de una campaña al cabo de la cual tuvo ganancias por 972.632 dólares.

Desde su retiro, en 2013, sirvió en Gainesway, a la par de Tapit, su padre, y su mejor producto fue sin dudas la enorme Monomoy Girl, que después de ganar por segunda vez el Breeders’ Cup Distaff (G1) en Keeneland, fue adquirida en 9,5 millones de dólares por el Spendthrift Farm. Tapizar también es el padre de Project Whiskey, titular del Delaware Oaks (G3), y de otros 4 vencedores graduales, para totalizar 10 ganadores clásicos.

“Es con gran tristeza que Gainesway confirma la repentina y trágica muerte de Tapizar. Nuestros corazones están con todos aquellos que estuvieron involucrados con el caballo durante todo este tiempo”, fueron las palabras con las que la cabaña despidió al notable ejemplar.