La cabaña que dirige Ignacio Pavlovsky (h.) llegó a un acuerdo con de La Pomme y sus socios para recibir al hijo de Señor Candy

Por Diego H. Mitagstein

La temporada 2020 recién comienza pero ya aparecen las novedades en el mercado de los padrillos, ese al que ni la pandemia ni la crisis económica pueden “cortarle las piernas”, pues si hay algo que es una verdad eterna son las ganas de invertir y de soñar de los criadores argentinos.

En este caso la noticia no habla de ninguna llegada, sino de un traspaso rutilante con el desembarco del generosísimo Señor Candy en el Haras Carampangue, la cabaña que dirige Ignacio Pavlovsky (h.), tras llegar a un acuerdo con el Haras de La Pomme, socio mayoritario en el alazán, y el resto de los haras que componen el sindicato. Allí, acompañará al consagradísimo Orpen (Lure), a los generosos Suggestive Boy (Easing Along), True Cause (Storm Cat) y Seek Again (Speightstown) y al prometedor Forge (Dubawi).

“Todo se inicia con el cierre de la operación de caballos de La Pomme en su haras en Argentina, por lo que nos vimos obligados a buscar un lugar profesional para que Señor Candy pueda seguir trabajando. Dentro de los nombres que analizamos se resolvió enviarlo finalmente a Carampangue, donde llegará con 15 yeguas de La Pomme que se quedarán a pensión. Se mantiene la sociedad original, con un porcentaje importante a nuestro cargo, y vamos a seguir apoyándolo como venimos haciendo, aunque habrá un remanente de servicios para vender. Tenemos una gran expectativa porque hasta ahora tuvo 4 generaciones reducidas y alcanzando un resultado muy positivo, a nuestro entender. La camada nacida en 2019, la que se doma en 2021, es muy importante porque tuvo más de 90 crías y yeguas de muy buen nivel, clásicas y productoras clásicas muchas de ellas”, contó Enrique Martínez de Hoz, manager de La Pomme y que dio detalles sobre cómo seguirá la historia del hijo del crack Candy Ride y de la ganadora de G1 Toda Una Dama (Cipayo).

Nacido en los Estados Unidos e importado al pie de su madre, Señor Candy ganó en 7 de sus 12 presentaciones, incluso los handicaps Día de la Bandera, Trenzado, Runner Boy y Mondragon, quedando además segundo del múltiple titular de G1 Todo Un Amiguito (Mutakddim) en el Clásico Benito Villanueva (G2) y tercero de Furious Key (Key Deputy) en el Clásico 9 de Julio – Día de la Independencia (G3).

Con su generación inicial compitiendo a fines de 2017, los números de Señor Candy en la reproducción son por demás interesantes. Con 4 camadas en edad de correr y 147 crías, produjo 66 productos que corrieron, con 41 de ellos ganadores, 3 de ellos clásicos y 1 de G1, El DT, dueño del Gran Premio Montevideo en Palermo.

Señor Don, ganador de los clásicos Polla de Potrillos (G2) e Iridoro Aramburu (G2); Bless Candy, vencedora en el Clásico Orbit (L); y los placé clásicos Señor Antonio, Candy Cash, Litran y Zapeada son otros de los hijos de Señor Candy que ya se han destacado, sin olvidar que en Uruguay dio a Encerada, ganadora del Clásico Antonio, Antonio J. y Cyro Mattos (G3).

Con 12 años, hermano materno de la campeona La Extraña Dama (Catcher In the Rye) y en la misma familia materna del fantástico Fitzcarraldo (Cipayo), Señor Candy desembarca en el Haras Carampangue para seguir su campaña en la reproducción con grandes ilusiones, tras demostrar una potente capacidad transmisora. Con tantos de sus hijos ya luciéndose en las pistas, y la calidad de los vientres que recibe en aumento, decir que lo mejor de Señor Candy está por venir es casi una verdad de Perogrullo.