Queda así desatado un nudo crucial ante una posible vuelta de las carreras en el mes de julio en Argentina

Un dato fundamental camino a la reapertura de los hipódromos de la provincia de Buenos Aires era que las agencias consiguieran el permiso para poder trabajar, ya que es allí donde se genera casi el 50 por ciento de las apuestas. Pues bien, en el día de hoy se informó que el Gobierno autorizó finalmente su funcionamiento, tras haber realizado una movida similar hace un par de semanas, para volver atrás casi al instante ante la queja de varios intendentes por considerarlos negocios no esenciales.

El malestar que esta última decisión provocó en el sector fue enorme, tanto que se organizaron manifestaciones y varias reuniones con representantes del Instituto de Loterías y Casinos de la Provincia de Buenos Aires. A la vista, los movimientos consiguieron el objetivo deseado.

La medida fue resuelta a través de la decisión administrativa 919/2020 teniendo en cuenta la solicitud del Gobierno provincial “a efectos de exceptuar de manera gradual en los municipios comprendidos en el AMBA y en aquellos que tengan una población superior a los 500 mil habitantes, del aislamiento social, preventivo y obligatorio al personal afectado a las agencias de Loterías”.

Así las cosas, para el turf se soluciona uno de los problemas que navegaban en los mares, como así también fue en las últimas horas la vuelta al trabajo del Stud Book Argentino, deshaciendo la montaña de trámites que no pudieron ser realizados en el registro de la hípica argentina.

Queda ahora la parte más áspera del camino: la de conseguir la autorización para volver a correr. Al respecto, se escucha puertas adentro que es una “decisión tomada”. La semana próxima se confirmará o no.