Joy Velika busca ratificar su previo triunfo en la Polla ante Carteame y “la línea del White”

LA PLATA.- Tiempo de carrera grande; hora de gloria. El domingo del Bosque encontrará su primer cita de máxima escala de la temporada con el Gran Premio Selección de Potrancas (G1), cuyos 2000 metros consagrarán a la número uno entre las 3 años de actuación local.

Habrá 11 participantes en busca de una foto inolvidable, de un triunfo que las catapulte quizás hacia las Oaks de Palermo y que, económicamente hablando, reportará a sus cuentas bancarias un suculento millón de pesos.

No será una carrera fácil; por el contrario, aparece como la más difícil y competitiva en lo que va del proceso selectivo para las chicas. En la Polla (G2) sacó patente de líder en los Eucaliptos Joy Velika (Fortify), batiendo por 1 1/2 cuerpo a la misma Baronesa Asiática (Asiatic Boy) a la que le dará revancha ahora, mostrando progresos y dando a entender que el paso de la milla a los dos kilómetros no reducirán su rendimiento.

Pero ahora la historia aparece mucho más dura que en aquella ocasión, por ejemplo, ante la presencia de Carteame. Con la hija de Equal Stripes el entrenador Nicolás Martín Ferro intentará bajar del pedestal a la candidata que, además, es preparada por Enrique, su padre. Seguro habrá un asado de por medio en esta particular “batalla familiar”.

Carteame le ganó a Black Silks (Lizard Island) -ya vencedora, dicho sea de paso- de punta a punta en San Isidro para luego ceder por apenas un cuerpo ante la múltiple placé clásica Nastia (Fortify) en la arena de Palermo, anticipando que lo mejor de su parte está por venir.

La línea del Diego White (G3) llega con revancha. Miss Eder (Equal Stripes) terminó al frente esa tarde, pero como molestó fue distanciada al tercer lugar, por detrás de Gianella (Lizard Island) y Beauty Romance (Roman Ruler), que dieron forma al 1-2. 

Sankalpa (True Cause) pudo con la mencionada Beauty Romance cuando ambas debutaron en el Especial Juan P. Artigas de Palermo, separadas por 3/4 de cuerpo, para luego ser octava a menos de seis cuerpos en las Mil Guineas (G1) del norte. Su desembarco aquí la ubica en un plano expectante como sorpresa.

Y mucho cuidado con Ajmatova (Easing Along), que gustó muchísimo en su ascenso platense superando con comodidad a una rival áspera como Tennessee Rye (Catcher In the Rye)…