Días y Flores, la única yegua del lote, buscará volver a su mejor nivel, sobre 1800 metros

Será una semana ajetreada la que arrancará hoy en el Hipódromo de San Isidro, ya en la recta final hacia la gran fiesta que se viene con el Gran Premio Jockey Club (G1), segunda escala de la Triple Corona nacional y para el que se anotará este lunes.

Reunión de pocas luces la que espera este viernes en el norte, donde se abusó de las carreras para caballos veteranos sin demasiados pergaminos, aunque el cóctel premios bajos y recaudaciones positivas funcione…

Entre tanto vuelo bajo sobresale el Handicap Egg Toss (1800 m, arena), para caballos desde los 5 años y como recuerdo del inolvidable padrillo que se hizo campeón desde el Haras La Biznaga.

Baja mucho de nivel Días y Flores, la única yegua del grupo, y quizás pueda aprovechar la ocasión para reencontrarse con la victoria luego de dos actuaciones que no conformaron tras unos meses fuera de circuito. La hija de Exchange Rate, que cargará 55 kilos, había cerrado 2018 quedándose con el Handicap Fin de Año, y valdrá la pena tomar ese recuerdo.

El mayor desafío para la reservada de Las Raíces llegará de parte del G1 Puerto Real (Pure Prize, 58 1/2), que vuelve al ruedo en nuevas manos y con nuevos colores. Ahora al cuidado de Pablo Sahagián para el Stud Oye Tango, el zaino no corre desde febrero, cuando fracasó en el Clásico Horacio Bustillo (G2), pero no se puede olvidar que de potrillo ganó el Gran Premio Estrellas Juvenile (G1) y el Clásico Chevalier (G2), siendo considerado el Campeón 2 Años Macho de 2017.

Pablo Falero estará en las riendas de Atfront (Curlinello, 53 1/2), que no respondió cuando cerró la marcha en el Clásico Pippermint (G2), para retomar confianza ganando una condicional. Salta de vuelta a las jerárquicas y es bien capaz de quedarse con todo.

Está imparable Caligráfico (Equal Stripes, 55), con dos victorias convicentes seguidas, y también habrá que tener en cuenta a Mallol (Manipulator, 54), con el que valdrá la pena dejar pasar su más reciente gestión. Lolator (Manipulator, 52 1/2) va liviano y puede sorprender.