El Haras La Pasión hace historia con Bodemeister
12 Junio, 2018 Share

El Haras La Pasión hace historia con Bodemeister

Por primera vez servirá en el país un padrillo productor de un ganador del Kentucky Derby

Con la llegada al país de Bodemeister el Haras La Pasion hace historia, pues por primera vez servirá aquí un padrillo productor de un ganador del Kentucky Derby (G1). La cabaña de Nicolás Benedicto rompe el mercado dentro de una temporada que venía bastante tranquila en materia de incorporaciones, con unas pocas novedades, como las de Long Island Sound (War Front) y Lord Shanakill (Speightstown).

“Es un orgullo para nosotros poder tener un caballo de su categoría, pues, en el contexto por el que pasa el país y la hípica en particular, seguir apostando significa muchísimo”, cuenta Nicolás, entusiasmado, mientras repasa en internet las carreras de Bodemeister, padre en su primera generación de Always Dreaming, héroe en la carrera que marca el inicio de la Triple Corona el año último.

Divino de lindo (quienes tengan la posibilidad de conocerlo o ya lo hayan hecho, ratificarán estas palabras), Bodemeister es uno de esos reproductores que llenan todos los casilleros, pues a un físico “dibujado” le agrega una campaña estupenda y un pedigree de primera línea, como para despertar cualquier tipo de expectativa.

“Lo había visto cuando salió de entrenamiento y me encantó. Tenía una capacidad corredora bárbara y una genética increíble. Si a eso le sumamos que dio un ganador del Kentucky Derby con sus primeros hijos, redondea su concepto como uno de los mejores padrillos jóvenes de los Estados Unidos. No por nada su servicio en 2018 se cotizó en 40.000 dólares”, agrega el criador.

Ganador por 9 1/2 cuerpos del Arkansas Derby (G1) y luego segundo en el propio Kentucky Derby y tambien en el Preakness Stakes (G1), Bodemeister es un hijo del fenomenal Empire Maker en la G3 Untouched Talent (Storm Cat), que también produjo a la placé de G1 Fascinating (Smart Strike). Su abuela, Parade Queen (A.P. Indy) ganó G3 y Spanish Parade (Roberto), su tercera madre también porta negrita mayúscula como vencedora en black-type.

“Empire Maker es un fenómeno, y ya se muestra como un notable padre de padrillos, principalmente a través de Pioneerof the Nile, que dio nada menos que A American Pharoah. Es por Unbridled, continuador de la línea paterna de Mr. Prospector y que me encanta; de hecho, en La Pasión sirve Manipulator, justamente, por Unbridled. Es una rama que tiene velocidad, pero que llega muy bien a la media y la larga distancia; que da permanentemente caballos competitivos por todos lados”, cuenta Nicolás.

¿Cómo llega Bodemeister a La Pasión? El criador lo cuenta: “Cuando desde Hill’n’Dale nos informaron que Violence (Medaglia D’Oro) no iba a servir doble temporada en 2018 por el éxito que está teniendo, nos pusimos a buscar un caballo de su mismo nivel para reemplazarlo, y Bodemeister es el caballo indicado”.

Bodemeister viajará en unas semanas, con la opción de volver a servir en la Argentina en 2019, aunque eso sólo se sabrá más adelante. Además de Always Dreaming, el zaino produjo al G2 American Anthem y a los ganadores clásicos O Dionysus, Bode’s Dream, Kenda y Magicalmeister, además de los placé graduales Yuvetsi y Zulfikhar.

En la padrillera de La Pasión, Bodemeister acompañará al mencionado Manipulator, pero también a Easing Along (Storm Cat), Sabayón (Orpen) y Santillano (Easing Along). Como informó hace un par de semanas Turf Diario, Zensational (Unbridled’s Song) fue arrendado al haras enterriano Ojos Azules, mientras que Sixties Icon (Galileo) ya no viajará a la Argentina, pues Benedicto vendió su parte al Norman Court Stud, su ex socio inglés.

“En un país fuerte hípicamente hablando como la Argentina no se puede esperar demasiado para renovar los padrillos, y Bodemeister es un caballo de primer nivel”, suma Nicolás, ahora ya enfocado en la Gran Venta Estrellas que organizará este jueves en La Pasión, uno de los grandes eventos de la temporada.

Padrilló líder de segunda generación en 2017, y actual dominador entre los reproductores de tercera camada en la actualidad, Bodemeister promete pisar suelo argentino dentro de algunas pocas semanas, en una de las llegadas más importantes que se han dado en los últimos años. Si tiene tiempo, amigo lector, llame a La Pasión y vaya a conocerlo. Verá un caballo precioso y con el cual soñar en grande no es una utopía.