Otra vez un hijo del padrillo líder de la estadística se quedó en estos días con la prueba central del día, como antes ocurrió con East of Eden, Es de Temer y Edification…

Tremenda la cosecha jerárquica de los hijos de Il Campione (Scat Daddy) en los últimos días. El sábado East of Eden se quedó con el Clásico Fernández Guerrico (G2) sobre el césped de San Isidro, el lunes Es de Temer voló en el fango de Palermo para llevarse el Handicap Equal Stripes en el último salto, el martes Edification unió extremos en el Bosque para triunfar en el Especial Alejandro Korn y este miércoles El Islandés  (57 kg.) no quiso ser menos que sus hermanos y venció en el Handicap Kendal (1400 m, arena), la prueba central de la jornada en el circo del Jockey Club.

Sin importar superficie, trazado o distancia, lo del líder de la estadística es formidable por donde se lo mire, casi doblando en recaudación a Fortify (Distorted Humor), su escolta. Ahora fue le caballo de Las Canarias el que sobresalió, moviéndose a la expectativa, cargando por el centro en la recta y dominando al puntero y topweight Sin Temor (Suggestive Boy, 58) desde los 300 metros y controlando de allí en adelante los intentos que bien abierto realizó por superarlo Wunder Boss (Holy Boss, 55 1/2), finalmente su escolta desde 3/4 de cuerpo, mientras Mr. Aidan (Violence, 57) quedaba tercero a 2 largos, tras 1m23s46/100 en pista fangosa.

Criado por El Paraíso, preparado por Juan Saldivia y con William Pereyra en sus riendas, El Islandés reprisaba luego de más de 6 meses de ausencia, tras fallar en el Handicap Silfo. 

Ahora con 5 triunfos sobre apenas 9 presentaciones, y con premios por 6.555.000 pesos, el alazán de 5 años tiene por delante un panorama interesante en este tipo de carreras si la salud le da una mano, pues no por casualidad sólo pudo debutar en febrero de la última temporada.