El ganador del Gran Premio Miguel A. Martínez de Hoz (G1), sobre el césped, correrá la prueba continental en la arena del Hipódromo Chile, el 2 de abril próximo

La Argentina ya tiene su primer representante hacia lo que el 2 de abril próximo será la versión 2022 del Longines Gran Premio Latinoamericano (G1-2000 m), que esta vez se resolverá en el Hipódromo Chile, en Santiago, Chile, pues este miércoles el Jockey Club Argentino nominó a Dalbornell, ganador hace un par de semanas del Gran Premio Miguel A. Martínez de Hoz (G1).

El hijo de Don Valiente y Bilboa (Incurable Optimist) criado por el Haras El Paraíso es preparado por Jorge Mayansky Neer y cuenta con dos victorias en la arena de Palermo, donde también arrimó en un par de clásicos menores, aunque su mejor desempeño lo alcanzó en la grama del norte, donde ganó el primer G1 de la temporada y también el Clásico Botafogo (G3).

“Estamos muy contentos y agradecidos por la designación, porque es muy importante tener la posibilidad de representar a la Argentina. Ahora haremos todo profesionalmente para que salga lo mejor posible. Es un caballo competitivo, maduro, que va a soportar sin problemas todo lo que implica viajar a competir en el exterior. Siempre expresamos que si nos tocaba ganar el Martínez de Hoz teníamos ganas de aceptar, y ahora tendremos esa posibilidad. Lo va a correr William Pereyra, y ya nos lo confirmó, un dato no menor porque ya lo conoce”, contó Jorge Mayansky Neer, su preparador al periodista Claudio Taborda para el programa radial El Derby.

La Argentina ganó en 7 ocasiones la prueba continental: 1989, 1992, 2005, 2006, 2017, 2018 y 2020, aunque jamás pudo festejar en la complicada tierra del Hipódromo Chile, que será sede por sexta vez en su historia.

Quedará entonces por saber cuál será la carta del Hipódromo Argentino de Palermo para el Longines Latinoamericano, y si se sumará un tercer representante, como viene siendo costumbre. Sandino Ruler, que era el único de los ejemplares nacionales en la lista de extraclasificados, no podrá asumir ese compromiso por haberse lesionado al escoltar a Dalbornell en el Martínez de Hoz.

Se acerca una nueva versión del la carrera mejor rentada del continente y Dalbornell asumirá un muy difícil desafío.