Es la segunda vez que tiene la posibilidad de que hacer historia; ahora su rival será el notable Joel Rosario

Por Néstor Obregón Rossi

LIMA, Perú (Especial para Turf Diario).- El jinete peruano Jorge Chávez Ochoa fue nominado por segunda vez para ingresar al Salón de la Fama de la hípica de los Estados Unidos, según se informó este martes.

De 62 años y natural del Callao, Remache, como se le conocía por Monterrico en sus inicios, desarrolló una gran campaña en aquél país, donde entre 1988 y hasta su retiro en 2011 ganó 4526 carreras y generó premios por US$ 161.792.580.

Sin duda, su máximo triunfo fue el que consiguió en el Kentucky Derby (G1-2.000m) de 2001 en las riendas de Monarchos (Maria’s Mon) (foto).

Además, ganó dos carreras de la Breeders’ Cup de 1999, el Distaff (G1) con Beatiful Pleasure (Maudlin) y el Sprint con Artax (Marquetry), razón por la que recibió el Eclipse Award como Jinete del Año en esa temporada. El peruano también ganó 196 clásicos y firmó 7 estadísticas en Aqueduct y otras 5 en Belmont Park .

Chávez fue nominado al Salón de la Fama en la temporada de 2006, cuando todavía estaba en actividad. En aquella ocasión perdió ante William Boland. Esta vez, comparte nominación con el dominicano Joel Rosario, ganador del Eclipse Award en 2021, y actualmente uno de los más destacados en el norte.

Los jinetes pueden ser nominados al Salón de la Fama de la Hípica de los Estados Unidos después de haber tenido una campaña de 20 años y hasta 5 años después de su retiro. Sin embargo, los caballos, jinetes y entrenadores que no hayan competido en 25 años podrán ser nominados a consideración del comité de revisión histórica del Salón de la Fama.

Los resultados se anunciarán el 23 de abril y la ceremonia de incorporación al Salón de la Fama se llevará a cabo el 2 de agosto próximo en el Fasig-Tipton Sales Pavilion en Saratoga Springs, Nueva York, a las 10:30 de la mañana. La ceremonia está abierta al público y la asistencia es gratuita.

Jorge Chávez es un orgullo del turf sudamericano y logre o no el objetivo ese sentimiento general no cambiará nunca.