En el viernes norteño se apostaron 204.443.469 pesos; la reservada de Pozo de Luna dio la sorpresa en el Premio Splend Nistel

Por fortuna, los números en el Hipódromo de San Isidro mejoraron algo este viernes respecto de lo que había sido la jornada del miércoles, aún pese a las pocas bondades que ofrecieron el clima y el programa, de bajísimo nivel técnico. Al cabo de 13 competencias, el juego estuvo en el orden de los $ 204.443.469, con un promedio de $ 15.726.420, en datos de vital importancia pues, como se sabe, un 9 por ciento de lo jugado es destinado a premios, que ya bastante retrasados están en el norte.

En la pista, el dato más destacado llegó por intermedio de la potranca Miss Oceanía, reservada del Stud-Haras Pozo de Luna que a sus 3 años festejó por segunda vez, quedándose con el Premio Splend Nistel, disputado sobre 1200 metros en la arena pesada y dentro del plano de la categoría alternativa.

Con Martín La Palma en sus riendas, y parte del Team Gaitán, en este caso representado por Nicolás, dio una sorpresa de proporciones tras un pálido debut en la categoría para superar por 1 cuerpo a Miss Security (Security Risk) en 1m11s87/100, marca cercana a la que un rato antes empleó Delicada Bomb (Hit It a Bomb) para llevarse el Handicap Guatán.

Miss Oceanía es un hija del campeón Suggestive Boy y Miss Valent (Mutakddim), yegua que ya había producido al placé de G1 Mister Key (Key Deputy) y que es hermana materna de la G1 Miss Match (Southern Halo), en la familia de la campeona Miss Linda (Southern Halo).

En tanto, en el Premio Nasya, sobre 1400 metros y también CA en la arena alterada, se enfrentaroon ejemplares de 4 años con 2 triunfos, donde también hubo golpe grande a la cátedra, en este caso, gentileza de Coqueteándome (In the Dark y Cute Style, por Equal Stripes, Haras Doña Pancha).

Tras varias salidas que sumaron pocos, el alazán del Stud Los Mondino se rehabilitó imponiéndose por 1 1/2 cuerpo sobre el favorito Power Lake (Anjiz Lake), en una foto familiar, ya que es preparado por Oscar Conti y fue montado por Santiago, su hijo.

Finalmente, bien vale destacar las victorias de Super Tracy (Super Saver y wesome Tracy, por Awesome Again) y Qué Cuadrero (Qué Vida Buena y La Temple, por Tempranero, Haras Don Florentino), que festejaron por tercera y cuarta vez, respectivamente, sobre la milla de arena, y casi que sacaron pasaje hacia los handicaps.