La campeona Love, el Derby Winner Adayar, el 3 años Lone Eagle y los G1 Mishriff, Wonderful Tonight y Broome chocarán este sábado en los preciados 2400 metros de Ascot

El mundo del turf se prepara para otra carrera fantástica, de esasque movilizan, que resultan imperdibles, que hacen que los “burreros” alrededor del planeta busquen la forma de llegar a verla en vivo y en directo. Será este sábado, en Ascot, Inglaterra, cuando una nueva versión del siempre potente King George VI & Queen Elizabeth Stakes (G1-2400 m, césped) cubra el cielo del turf mundial por su magnitud.

El choque entre la formidable campeona Love (Galileo), el Derby Winner Adayar (Frankel), el ascendente Lone Eagle (Galileo) y los G1 Mishriff (Make Believe), Wonderful Tonight (Le Havre) y Broome (Australia) no puede hacer otra cosa que generar las mayores expectativas posibles, en hacernos soñar con una de las mejores competencias de la temporada. De las últimas 10 versiones del King George, en 5 de ellas las chicas marcaron el paso. La entrañable Enable (Nathaniel) se llevó el triunfo en 2017, 2019 y 2020, con Taghrooda (Sea the Stars) imponiéndose en 2014 y Danedream (Lomitas) haciendo lo propio en 2012. Ahora la encargada de ampliar el “matriarcado” será la adorable Love, Galileo de Coolmore que fue gran figura en 2020 y que apunta a serlo todavía más este calendario.

Embarcada en una seguidilla de 4 triunfos de G1 consecutivos, la alazana volverá a la pista donde hace poco más de un mes reprisó ganando en el Prince of Wales’s Stakes, tras una ausencia de exactos 300 días. También heroína en las 1000 Guineas (G1), en el Epsom Oaks (G1) y en el Yorkshire Oaks (G1), sin olvidar su victoria a los 2 años en el Moyglare Stud Stakes (G1), Love ajustó formas y da la impresión de que costará bastante bajarle el copete. Para la favorita en la previa, el choque con el sorprendente Adayar será para alquilar balcones. En un año formidable, Godolphin apuesta a dar otro golpe con el potrillo en su primer enfrentamiento con los mayores, luego de saltar a las luces con una gran conquista en el Epsom Derby.

“Ningún caballo desde Galileo (Sadler’s Wells) logró ganar el mismo año el Derby y el King George y ahora Adayar tiene esa posibilidad. Es un desafío, sin dudas, pero estoy encantado por la forma en que se preparó para esta carrera. Sin dudas que Love merece ser la favorita, pero genuinamente tenemos la ilusión de definir. Será una carrera magnífica para ver y gane quien gane será el indiscutido rey de la milla y media en el futuro inmediato”, detalló Charlie Appleby, el preparador de Adayar.

Otro 3 años es Lone Eagle, que viene de batallar con clase para perder ahí nomás del ahora doble G1 Hurricane Lane (Frankel) -también de Godolphin- en el Irish Derby. Frankie Dettori estará en sus riendas y su constante mejora puede ser un arma para explotar. Mishriff fue la gran figura en el primer trimestre adueñándose de la Saudi Cup y de la Dubai World Cup (G1), y acaba de reprisar en Inglaterra con un positivo tercero de St Mark’s Basilica (Siyouni) en el Coral-Eclipse Stakes (G1) de Sandown Park. Durante gran parte del desarrollo lució como ganador, y, si bien cedió en el final, promete ser competitivo al máximo en el King George.

Completando la estupenda nómina hay dos mayores de pergaminos como la yegua Wonderful Tonight y Broome, este último, compañerito de Love en Ballydoyle, pues también está a cargo de Aidan O’Brien. En ese orden llegaron primero y segundo en el Hardwicke Stakes (G2) de Royal Ascot. Antes, Wonderful Tonight venció en el Qatar Prix de Royallieu (G1) francés y en el QIPCO British Champions Filly & Mare Stakes (G1) inglés, mientras que a renglón seguido de la cita en el mitin real Broome viajó hasta Francia para prevalecer de un extremo al otro en el Grand Prix de Saint-Cloud (G1).

¿Se puede pedir algo más para una carrera? Complicado. Se viene un espectáculo formidable en Ascot, imperdible, disfrutable, que seguramente perdurará por mucho tiempo en la memoria. Se abren las apuestas: ¿cuál será capaz de ser el mejor…?