Sobre 2000 metros y en el césped se correrá este sábado acompañando el Metropolitan Handicap; otras tres pruebas de grado para completar una reunión imperdible

ELMONT, New York (Especial para Turf Diario).- La jornada del sábado en Belmont Park será espectacular. En nuestra edición de ayer informábamos sobre la actuación de Vekoma, el hijo del crack Candy Ride, en el Runhappy Metropolitan Handicap (G1). Pero esa no será la única prueba de máxima escala que incluirá la reunión, pues estará acompañado del Manhattan Stakes (G1-2000 m, césped, US$ 400.000 dólares de bolsa).

Como suele pasar cuando la historia transcurre en la grama, los créditos de Chad Brown suelen tener el 1 de largada en materia de candidatos, y aquí no será la excepción. Luce difícil ganarle a Instilled Regard (Arch), con el que el entrenador ya se sacó varias fotos importantes.

Titular del Lecomte Stakes (G3) y del Ft. Lauderdale Stakes (G2), el caballo propiedad del OXO Equine LLC viene de una muy buena conquista en el Fort Marcy Stakes (G3).

Un viejo referente de la división aparece en el horizonte como el adversario más peligroso para Instilled Regard. Se trata de Sadler’s Joy (Kitten’s Joy), que, aunque parezca mentira, correrá por primera vez el Manhattan. Con destaque máximo en el Sword Dancer Stakes (G1) de 2017 en Saratoga, llega con un par de terceros razonables a este nuevo compromiso, primero en el Mac Diarmida Stakes (G2) y luego en el Tiller Stakes (L).

No lejos en las preferencias aparece Rockemperor (Holy Roman Emperor), otro pupilo de Chad Brown y que viene de un par de arrimes de mucho valor. Primero fue tercero en el Muniz Memorial Classic Stakes (G2) de Fair Grounds, para después repetir colocación en el Charles Whittingham Stakes (G2) de Santa Anita Park.

El trío de Brown lo completa el francés Devamani (Dubawi), que perdió por escaso margen ante su “compañero” Instilled Regard en el Fort Marcy Stakes y al que ahora le pide revancha. En línea similar aparece Dot Matrix (Freud), segundo en el mencionado Tiller Stakes y que antes supo ganar el John B. Connally Turf Cup Stakes (G3).

La fecha en Belmont Park se completará con otras tres pruebas de grado. Por un lado, sobre 2000 metros y en la arena, se resolverá el tradicional Suburban Handicap (G2), mientras que una milla en el césped es el desafío para el Poker Handicap (G3). Además, para potrancas de 3 años será el Victory Ride Stakes (G3-1300 m, arena).

El Suburban cerrará el día y tiene a Mr. Buff (Friend or Foe) como gran candidato en el morning-line, producto de una seguidilla con tres éxitos clásicos y última parada en el Commentator Stakes (L), donde fue segundo.

El tordillo Tacitus (Tapit) es otro nombre fuerte en la nómina de participantes. Uno de los mejores potrillos de 2019, ganó el Tampa Bay Derby (G2) y el Wood Memorial (G2), para luego ser tercero en el Kentucky Derby (G1) y segundo en el Belmont Stakes (G1) y en el Travers (G1) y tercero en el Haskell (G1). En 2020 fue sólo quinto en la versión inaugural de la Saudi Cup y después también rindió algo menos de lo esperado con su cuarto en el Oaklawn Handicap (G2). Va por la recuperación.

Y no se puede pasar por alto la presencia de Sir Winston (Awesome Again), que regresa a la cancha donde batió a Tacitus en el Belmont Stakes del calendario anterior y en la que acaba de sumar el Flat Out Stakes (L).

El Poker pinta durísimo y será el inglés Value Proposition (Dansili) como candidato central después de lograr 3 triunfos en 4 salidas. Por último, en el Victory Ride la lista de animadoras asciende sólo a 5, entre las que se destaca Frank’s Rockette (Into Mischief), en pos de su primer éxito gradual tras una campaña excelente.