Que el tordillo haya recobrado la forma que lo llevó a la cúspide es la peor noticia para todos sus posibles rivales…

SARATOGA SPRINGS, New York (Especial para Turf Diario).- El mejor Knicks Go está definitivamente de regreso. Tras volver al triunfo en Prairie Meadows, el tordillo fue otra vez ese caballo espectacular que deslumbró en el segundo semestre de 2020 y el principio de la actual temporada, galopando al durísimo grupo de adversarios que le salió al cruce en el histórico Whitney Stakes (G1-1800 m, arena normal, US$ 1.000.000 de bolsa), este sábado en Saratoga.

Corriendo en todos lados y cerrando de forma brillante, el hijo de Paynter destruyó al notable Maxfield por 1 1/2 cuerpo en 1m47s70/100, con el G1 Silver State (Hard Spun) en tercero a 1 3/4 largo y la campeona Swiss Skydiver (Daredevil) volando bajo hasta terminar cuarta a casi 11 cuerpos del vencedor y sólo por delante de un desconocido By My Standards (Into Mischief), que tuvo una mala partida.

Joel Rosario no dio ni pidió tregua con Knicks Go al frente, recorriendo los primeros 800 metros en 46s76/100 y los 1200 metros en 1m10s32/100, parciales bien fuertes y que sacaron de ritmo al resto. Swiss Skydiver intentó arrimarse en la curva, pero rebotó y lo pagó caro, cansándose. Maxfield también lo intentó, pero e l favorito fue demasiado.

Knicks Go olvidó por completo ese cuarto lugar en la Saudi Cup y también su flojo paso por la Met Mile (G1) de Belmont Park, cuando Silver State lo dejó lejos, y ahora retomó el camino que, por un momento, pareció que no iba a dejar por mucho tiempo. Titular del Claiborne Futurity (G1) a los 2 años, del Breeders’ Cup Dirt Mile (G1) en tiempo récord y de la Pegasus World Cup Invitational (G1), ahora llega el tiempo de enfocar el último cuatrimestre.

“Siempre es un riesgo venir a Saratoga, porque la pista es muy exigente. En Prairie Meados terminó de completar sus formas. Es un caballo sano y contento, y si no lo fuera no hubiéramos venido. Ahora tendremos que tener un plan y quizás sea enfocarnos en el Breeders’ Cup Classic (G1)”, comentó Brad Cox, preparador de Knicks Go, y que tiene otras dos cartas muy potentes hacia esa prueba con el campeón Essential Quality (Tapit) y Mandaloun (Into Mischief).

Knicks Go volvió por sus fueros en el Whitney Stakes de Saratoga, hizo las cosas a su estilo y le avisó a todos que está de nuevo en gran forma. Sin dudas, para el resto es una pésima noticia…