Restan detalles para que se concrete su venta; su destino posterior sería Australia

Southern Horse, velocista notable y quizás el de mayor futuro de la hípica nacional, tiene su destino prácticamente sellado. Su campaña continuará en el exterior una vez se terminen de cumplimentar una serie de trámites, pues fue vendido. El hijo de Roman Ruler viajará en un corto plazo hacia los Emiratos Arabes Unidos, para encarar una probable participación o en la Dubai Golden Shaheen (G1-1200 m, arena) o en el Al Quoz Sprint (G1-1000 m, césped), las dos carreras para velocidad que están incluídas en la jornada de la Dubai World Cup (G1), a fines de marzo, y para las que aparece nominado.

La transacción, sellada por el broker Nelson Sepúlveda y su South American Bloodstock, podría llevar al propio Pablo Sahagián, preparador del zaino que aquí defendió los colores del Stud Facundito, hasta Meydan, para prepararlo de cara a tan exigentes compromisos.

Southern Horse debutó ganando en la recta de Palermo y a las pocas semanas quedó cuarto de Holly Woman (Tawqeet) en el Gran Premio Maipú (G1). Sumó otro cómodo éxito condicional y se animó en el Gran Premio Félix de Alzaga Unzué (G1), escoltando al experimentado Elogiado (Archipenko). En su última salida, de vuelta en el plano común, superó un inicio bastante comprometido para volver a llegar primero al disco, en una actuación sobresaliente.

De la cría del Haras Vacación, tras su paso por el Carnaval Internacional, Southern Horse tendría su destino final Australia, de donde son oriundos sus compradores. Gran ilusión para la Argentina con el Roman Ruler, un caballo diferente.