La tradicional carrera para yeguas reunió un brevísimo lote de 5 participantes, pero todas de nivel superlativo

ELMONT, New York (Especial para Turf Diario).- La fantástica jornada del sábado en Belmont Park tendrá espectáculos de gran nivel a cada paso. Estará el Belmont Stakes (G1) encabezando la programación, y Flightline (Tapit) se presentará en el Metropolitan Handicap (G1), pero nadie querrá perderse una versión fantástica del Ogden Phipps Stakes (G1-1700 m, arena, US$ 500.000 de bolsa), para yeguas desde los 3 años.

La expectativa es gigante ante el choque entre las campeonas Letruska (Super Saver) y Malathaat (Into Mischief), pero Bonny South (Munnings), Clairiere (Curlin) y Search Results (Flatter) no estarán en los partidores sólo para ver que pasa…

Crack en México, Letruska fue la mejor yegua adulta de 2021 en los Estados Unidos después de una campaña formidable y que sólo la vio tropezar en el Breeders’ Cup Distaff (G1). A sus 6 años volvió esta temporada y con las energías intactas, llevándose primero el Royal Delta Stakes (G3) y luego el Apple Blossom Handicap (G1), siempre con su táctica de darlo todo desde la punta.

Malathaat, en tanto, fue Campeón 3 Años Hembra el año último aquí, consiguiendo victorias en el Kentucky Oaks (G1), en el Ashland Stakes (G1) y en el Alabama Stakes (G1), cerrando con un tercero en el Distaff. En abril reprisó venciendo en el Baird Doubledogdare Stakes (G3) y ahora enfrentará su primer gran desafío de este calendario, con la obligación de respetar su historia.

El morning-line indica como tercera opción a Clairiere, la dueña del Cotillion Stakes (G1) y del Rachel Alenxadra Stakes (G2) la temporada anterior y que en este 2022 retornó venciendo al galope en un allowance para después ser víctima de la imparable Letruska en el Apple Blossom. Claramente tiene la revancha entre ceja y ceja.

Y quedan Bonny South y Search Results. Aquella, en una gran actuación viene de escoltar a Malathaat en el Doubledogdare, estirando una racha de arrimes muy valioso; la restante, nieta del crack argentino Candy Ride, fue escolta en el Oaks de la propia Malathaat, ganadora del Test Stakes (G1) y, recientemente, primera en el Ruffian Stakes (G2), aquí.