El jockey recargó 1,400 kilos en la silla de Nao da Mais; Rishikesh y Little Vicky, con “peros” veterinarios

El último parte de sanciones enviado por el Hipódromo de San Isidro dejó un par de datos salientes vinculados con el aún fresco Gran Premio Carlos Pellegrini (G1).

Por un lado, se hizo público que el jockey Carlos Lavor, que montó a Nao da Mais (T.H. Approval), el ganador, recargó 1,400 kilos (es decir, terminó compitiendo de casi 55 kilos), por lo que recibió un apercibimiento de parte de la comisión de carreras.

Por el otro, hubo dos guerreros “heridos” según el Servicio Veterinario. Rishikesh (Pure Prize), último a sin apreciación de distancia, no podrá competir por un lapso de seis meses, pues se le impuso dicha inhabilitación tras comprobarse que sufrió la ruptura de los tendones en su mano derecha.

También el uruguayo Little Vicky (T.H. Approval), compañero de yunta de Nao da Mais, recibió una sanción, aunque más breve. Hasta el 28 del corriente no podrá actuar oficialmente pues, siempre según el Servicio Veterinario del Hipódromo de San Isidro, se constató una claudicación en su su mano derecha.

Cabe hacer notar que Little Vicky aparece anotado para animar el 6 de enero próximo el Gran Premio José Pedro Ramírez (G1), en el Hipódromo Nacional de Maroñas, Uruguay, prueba para la que se ratificará en las próximas horas. 

Asimismo, se suspendió por 4 años al preparador Gabriel G. Gorosito, al ratificarse el positivo de su pupila Passion Queen (Stratham), que fue segunda en la segunda carrera del 30 de octubre.