Vencedor en el Clásico Guillermo Kemmis (G3), el hijo de Emperor Richard se prueba ahora en 1200 metros y de codo

La gran incógnita que acerca la versión 2023 del Clásico Santiago Luro (G2-1200 m, arena) es si El Porfeado podrá trasladar a los 1200 metros de codo el muy buen nivel que mostró hasta aquí en la recta, donde se impuso debutando para luego alzarse con el trofeo del Clásico Guillermo Kemmis (G3).

El hijo de Emperor Richard expondrá esta tarde en el Hipódromo Argentino de Palermo su temprano liderazgo dentro de la división de machos nacidos en 20202 sobre tierra, con 8 rivales en su camino que prometen complicarlo, aunque a varios de ellos ya los sometió a su velocidad y a su precocidad.

Atendido por Mauro Linares, y con William Pereyra en sus riendas, el hijo de Emperor Richard fue terminante en el Kemmis, superando por 3 cuerpos a Río Maggio (Winning Prize), con Marcocho (Daddy Long Legs) en tercero a otros 4 largos y Sewelo (Seize) rematando cuarto a 3 más. Con todos ellos volverá a enfrentarse el crédito del Stud La Bianca.

Río Maggio confirmó aquella tarde su buen segundo previo de la invicta Celestial Filly (Lizard Island) en el Clásico Congreve y está ante el mismo desafío del candidato: las 12 cuadras con curva. Marcocho había ganado bárbaro en su estreno, incluso, algo inmaduro, pero no conformó, por lo que ahora se espera verlo en un nivel más en el rango en que sus allegados creen que puede rendir. Distinto es lo de Sewelo, que llegó demasiado lejos como para verlo con posibilidades de revancha.

Marcelo Sueldo ganó esta carrera hace 12 meses con Editorial Comment (Il Campione), y ahora intentará repetir con el propio hermano del potrillo que ahora prepara en USA Ignacio Correas (h.): Educator. Le costó 3 gestiones salir de perdedor, pero de la forma en que lo hizo no será sorpresa para nadie si termina adelante.

Para Código Postal (Seek Again) fue debut y triunfo en esta pista y distancia, postergando por medio cuerpo a Sr Ratón (Seize) y ahora llegó el momento de un refregón más complicado. Finalmente, tanto El de Elation (Aspire) cuanto Harmonistic (Seahenge) gustaron en sus respectivos triunfos y aspiran a convertirse en las revelaciones del Luro.