El hijo de Fortify, titular del Jockey Club (G1) en 2021, bajó en la distancia y se quedó con el Clásico Francisco y Alberto Milia

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).- Esforzado pero victorioso regreso a la victoria para el potrillo argentino Roundofapplause en el domingo de Maroñas. Después de llegar tercero en el Gran Premio Nacional (G1) y quinto en el Gran Premio José Pedro Ramírez (G1), el hijo de Fortify que se impuso en la última edición del Gran Premio Jockey Club (G1) bajó a los 1500 metros para quedarse con el Clásico Francisco y Alberto Milia, sobre tierra.

Con la chaquetilla del Stud 3 de Enero, la de Invasor (Candy Stripes), el zaino preparado por los San Martín vino segundo mientras, como se esperaba, Bang Bang Boom (Christine’s Outlaw) salía a marcar el paso. Una vez en el derecho, el ganador atropelló a la par de Sócrates (Honour and Glory), al que terminó doblegando por el pescuezo, aunque con claridad. El tiempo de la carrera fue exigente: 1m29s42/100.

Tras la carrera, Javier Pérez, su jockey, declaró: “El bajar en la distancia era un poco la incógnita de cómo se sentiría, pero había andado bien a la mañana y me daba expectativas. La idea fue esperar que Bang Bang Boom se desgastara, aunque sin darle tantas ventajas. Por suerte el potrillo respondió bárbaro y terminó ganando corto, pero muy bien”.

Criado por Triple Alliance SA. en los campos del Haras El Paraíso, Roundofapplause tiene por madre a la placé de G2 Glorieuse Bavarde (Honour and Glory), hija a su vez de la G1 La Charlatana (Kasteel), con la misma familia de los destacados Dale Lunfa (Dalhart), Joy Velika (Fortify), Charlatán (Kasteel), Luk Joy (Fortify) y Stormy Converse (Bernstein).

Roundofappaluse volvió al triunfo y ahora aspira a conservar su lugar como uno de los mejores caballos del medio.