Con la única experiencia de haber ganado en su debut, se llevó el Handicap Ignacio Pavlovsky

El Stud RDI sigue sacando caballos buenos. Ahora fue el turno del potrillo Natus Vincere, que tras debutar ganando dejando buena impresión, llegó rápido al terreno jerárquico para mantener su invicto este viernes en el Handicap Dr. Ignacio Pavlovsky (2200 m), corrido sobre el césped pesado y que fue la primera de las 2 pruebas por encima del nivel común que le dieron forma a la fecha.

Hermano de los ganadores de G1 In Love (Agnes Gold) y Last Kiss (Elusive Quality), y de la G2 Love Story (Agnes Gold), el hijo de Agnes Gold aprovechó al máximo los livianos 51 1/2 kilos que le tocó cargar y se acomodó bien a un terreno complicado para derrotar a un rival valiente como Don Champagne (Long Island Sound, 59), en un 1-2-3 del entrenador Carlos D. Etchechoury, representado por Juan Manuel, su hijo.

Natus Vincere pudo recién en los 250 metros torcer la balanza a su favor, dando cuenta de un Don Champagne que le dio amplísimas diferencias en el peso y que se defendió con uñas y dientes hasta terminar segundo a 3 cuerpos; a otros 3 1/2 quedó tercero Natiruts (Brz-Agnes Gold), compañero del ganador, todo tras 2m25s24/100, dato elocuente de las condiciones de la pista.

Párrafo aparte para el jockey Rolando Frías, muy buscado por ser liviano y que cada vez que tiene la oportunidad de lucirse, lo hace, sobre todo en carreras de distancia, donde le ha tomado la mano.

Natus Vincere ganó bien, sumó experiencia y será un nombre a seguir de cerca en el lo que vendrá, otro más en la larga lista del Stud RDI, pura efectividad y calidad.