El segundo día del mitín real llegará con 2000 metros apasionantes; además, el Hampton Court Stakes (G3) incluye un lote de puro talento

ASCOT, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- Después de los maravillosos espectáculos que se vivieron este martes durante la apertura del mitín de Royal Ascot 2020, se espera una experiencia similar para el miércoles, cuando la mayor expectativa recaerá en una nueva versión del Prince of Wales’s Stakes (G1), que sobre 2000 metros medirá un singular lote de caballos de 4 años y más edad.

Apenas siete serán los participantes, pero bajo el viejo y querido lema de calidad por sobre cantidad. La gran noticia llega con la vuelta al ruedo del cotizado Japan, una bala de oro para el Team Coolmore. Atendido por Aidan O’Brien y con Ryan Moore en sus riendas, el hijo de Galileo tratará de reverdecer laureles después de un 2019 destacado.

Titular a los 2 años del Beresford Stakes (G2) de Naas, el zaino fue uno de los mejores potrillos de la última temporada, sobresaliendo sus triunfos en el Juddmonte Grand Prix de Paris (G1) francés y en el Juddmonte International Stakes (G1) de York, cuando superó por la cabeza a Crystal Ocean (Sea the Stars). Su despedida fue igual de potente, pues sólo de brillante se puede tildar que haya llegado cuarto en el Prix de l’Arc de Triomphe (G1) donde Waldgeist (Galileo) superó a Enable (Nathaniel).

Japan tendrá una de sus principales exigencias en Addeybb (Pivotal) (foto), que regresa al viejo continenten agrandado después de una maravillosa incursión durante el invierno local en la hípica australiana. Allí se dio el gusto de ganar primero el Ranvet Stakes (G1), para luego apropiarse del Longines Queen Elizabeth Stakes (G1), en Rosehill y Randwick, respectivamente.

Mucho más que un tercero en discordia es el veterano Barney Roy (Excelebration), que con la chaquetilla de Godolphin buscará darle continuidad a la serie que hilvanó en Meydan, Emiratos Arabes Unidos, venciendo en el Al Rashidiya (G2) y en el Jebel Hatta (G1).

En tanto, Juddmonte apuesta sus libras a las patas de Headman (Kingman), el mismo que en 2019 levantó los trofeos del Prix Eugene Adam(G2) y del Prix Guillaume d’Ornano (G2), siempre en Francia.

La otra prueba de grupo durante el segundo día de Royal Ascot será el Hampton Court Stakes (G3-2000 m, césped), para productos de 3 años y en el que la Reina Isabel tiene toda su ilusión posada sobre First Receiver (New Approach), de impresionante ascenso el 2 del corriente en Kempton y que es preparado por Sir Michael Stoute y llevará en sus riendas a Frankie Dettori.

La lista de sus rivales la encabeza Juan Elcano (Frankel), que vuelve al ruedo a poco más de una semana de su excelente cuarto de Kameko (Kitten’s Joy) en las QIPCO 2000 Guineas (G1) de Newmarket. Russian Emperor (Galileo), en tanto, es el “enviado especial” de Coolmore, con el antecedente cercano de escoltar a su compañero Cormorant (Galileo) en el Derby Trial Stakes (G3) de Leopardstown.

En el plano clásico queda por anticipar lo que se viene en el Windsor Castle Stakes (L-1000 m), para productos de 2 años. Con el atraso en el debut de potrillos y potrancas, mucho se reduce a las impresiones generadas de mañana, aunque algunos tienen la ventaja de ya haber podido sacarse de encima el debut, tal el caso de Chief Little Hawk (Air Force Blue), soberbio para imponerse en Navan y otro nombre que ilusiona para Coolmore. Sunshine City (Creative Cause), llega de la mano de Wesley Ward y Dettori y tras ganar en su estreno en Gulfstream Park.