Las Oaks francesas enfrentarán en Chantilly a Alpine Star (foto), vencedora en el Coronation de Royal Ascot, con Peaceful, la dueña de las Guineas irlandesas

CHANTILLY, Francia (Especial para Turf Diario).- La otra gran carrera de la que disfrutará el turf europeo en el fin de semana que se viene será el Prix de Diane Longines (G1-2100 m, césped), las Oaks galas y que se resolverán el domingo en Chantilly, compartiendo cartel con el Prix du Jockey Club (G1), para potrillos.

Si de guiarse por la lista de 11 anotadas se trata, todo pinta espectacular, con Alpine Star dispuesta a ratificar bien rápido los muchos puntos que sumó hace dos semanas al descollar en el Coronation Stakes (G1) de Royal Ascot, sobre una milla.

Reprisando tras casi 10 meses, la hija de Sea the Moon estuvo imparable de la mano de Frankie Dettori para vencer por 4 1/4 cuerpos a Sharing (Speightstown), la ganadora del último Breeders’ Cup Juvenile Fillies Turf (G1), con Quadrilateral (Frankel), Campeón 2 Años Hembra de 2019 en el viejo continente, completando la trifecta.

Preparada por John Harrington, venía de dos éxitos al hilo, entre perdedores y luego en el Debutante Stakes (G2) de The Curragh, y, evidentemente, el tiempo empujó su nivel hacia arriba. Stephane Pasquier reemplazará a Dettori en sus riendas y en su camino se cruzará con otras dos potrancas de primer nivel como Raabihah (Sea the Stars) y Peaceful (Galileo).

Aquella, de Shadwell, marcha invicta en dos salidas. A mediados de enero hizo centro de entrada en Cagnes-Sur-Mer, para ampliar sus ilusiones cuatro meses más tarde quedándose ahora con el Prix de la Seine (L) en ParisLongchamp, con mucha comodidad.

Muchos más pergaminos ostenta Peaceful, que hace tres semanas en The Curragh saltó a los primeros planos imponiéndose en las Tattersalls Irish 1000 Guineas (G1), encabezando el 1-2-3 de Coolmore que completaron Fancy Blue (Deep Impact) y So Wonderful (War Front).

Peaceful es preparada por Aidan O’Brien y Fancy Blue por Donnacha Aidan, su hijo, y aquí volverán a enfrentarse. Fueron 2 los cuerpos que las separaron en aquella ocasión, una ventaja para nada terminante. Las “invasoras” son durísimas.

Speak of the Devil (Wootton Bassett) fue nada más y nada menos que la escolta de Dream and Do (Siyouni) en la Poule d’Essai des Pouliches (G1), un antecedente como para tener muy en cuenta, mucho más sabiendo que llegó a tan sólo el hocico y que su vencedora será la gran ausente en el Prix de Diane.

La mejoría de Miss Extra (Masterstroke) tuvo su pico hace dos semanas en el Prix de Sandringham (G2), cuando se impuso sobre Golden Crown (Siyouni) completando una seguidilla de tres victorias al hilo. Habrá que tener cuidado con ella, entonces.

Los históricos colores del Aga Khan no estarán ausentes en el Diane, con las cartas de Ebaiyra (Distorted Humor) y de Vadsena (Makfi). 

La primera, voluminosa alazana, entusiasmó ganando el Prix de Royaumont (G3), y su compañera se mantuvo sin derrotas en sus dos primeras salidas para ceder su condición de imbatible aquí y ante Wangari (Soldier Hollow) en el Prix Finlande (L).