Inactivo desde agosto, buscará volver con un triunfo en el Handicap Liloy, sobre la recta de Palermo

Después de 3 reuniones bien flojitas, repartidas entre La Plata y San Isidro, bastante mayor será la calidad que podrá disfrutarse durante la tarde de viernes en el Hipódromo Argentino de Palermo. Un total de 13 pases aguardan en el centro, con la base de un muy entretenido Handicap Liloy, sobre 1000 metros y para caballos desde los 4 años, ganadores.

Sólo 7 serán los participantes, entre los que la preferencia recae sobre el regularísimo Boyero Cat, cuya única llegada fuera de los dos primeros puestos en apenas seis salidas ocurrió cuando se animó en el Gran Premio Ciudad de Buenos Aires (G1). Con 57 kilos asignados, el hijo de Hurricane Cat no compite desde que a mediados de agosto despachó  por 3 cuerpos a Harlan Ros (Harlan’s Holiday) para alcanzar su cuarto festejo, pero sus movimientos matinales han dejado excelente impresión.

Para tratar de aprovechar esa pausa está listo Equal Blacks (Equal Stripes, 59 1/2), el topweight. Retomó confianza llevándose sin demasiados problemas una condicional y ahora vuelve al terreno jerárquico con visos de figura.

El “mordedor” Willy Dubai (E Dubai, 58) sólo ha corrido bien desde que dejó la media distancia para quedar radicado en la recta, y da la sensación de que la victoria está cerca, a menos que sus dientes hagan macanas. J be Dark (J be K, 59) no está corriendo todo lo que puede y si se recupera no será sorpresa. En tanto, Win the Match (Grand Reward) se rehabilitará.