Se enfrentan en el Clásico Malvinas Argentinas (L), la prueba central de hoy en Palermo

Atractivos de todos los colores tendrá la jornada de este viernes en el Hipódromo Argentino de Palermo, donde habrá doble cuota jerárquica, muchas condicionales para seguir sin perderse detalle e incrementos en las apuestas por 1.085.167 pesos, 255.167 de ellos disponibles en el 5y6 que arrancará en el segundo turno.

El punto de mayor interés lo aportará el Clásico Malvinas Argentinas (L-2000 m), donde caballos desde los 3 años chocarán bajo escala de peso por edad y por 414.000 pesos para el ganador. Apenas 5 serán los participantes, con el regreso de Calcolatore (Tawqeet) a la acción como pico de atención.

El ganador del Gran Premio Dardo Rocha (G1) de 2017 en La Plata pega la vuelta luego de más de un año de ausencia, pues no compite desde que fallara en el Longines Gran Premio Latinoamericano (G1) disputado en Maroñas, Uruguay, y que fuera ganado por Roman Rosso (Roman Ruler).

Todo correcto estuvo de mañana para el pupilo de Juan J. Etchechoury, que deberá luchar ante la inactividad pero también contra el buen momento que atraviesa Enzo de Oro (Lingote de Oro). Son tres los segundos consecutivos para el crédito del Stud Carlomagno, que cayó ante Hole In One (Heliostatic) en el Clásico Tresiete (L), luego cedió con Sandino Ruler (Roman Ruler) en una condicional y, por último, escoltó desde 7 cuerpos a Es Sicario (Lizard Island) en el Clásico Macon (L).

El brasileño Robben (Nedawi) siempre se porta bien y disfruta de competir en 2000 metros, como quedó claro hace unas semanas en La Plata, donde fue segundo a sólo medio cuerpo del agrandado Habanero (Cima de Triomphe) en el Handicap Bethysmal.

Por dentro arrancará Iker (Equal Stripes), sobre el que habrá que prestar mucha atención, pues en cualquier momento da el golpe. Viene de llegar cuarto de Hasta Después (Ever Peace) en el Handicap Team, y será peligroso.

El grupo lo completa Ex Tradition (Exchange Rate), otro que vuelve al ruedo y que buscará recordar sus mejores tardes para meterse en la definición.