Inactiva desde abril, la hija de Easing Along, 4 veces ganadora de G2, es figura en San Isidro

Por suerte el plano jerárquico dará una mano grande para superar el muy pero muy flojo grupo de carreras condicionales que darán forma al fin de semana hípico exclusivo del Hipódromo de San Isidro, en sus últimas jornadas de la temporada.

Este sábado, además del Clásico Invasor (G3), se resolverá el Handicap Fin de Año (2000 m, césped), para yeguas desde los 3 años y donde interesa muchísimo observar la vuelta a la competencia de la gradual Sweet Mana, inactiva desde que a principios de abril quedó octava y anteúltima en el Gran Premio Gilberto Lerena (G1) de Palermo.

Con una puesta a punto ideal de Roberto M. Bullrich retorna la hija de Easing Along, que enfrenta a un grupo no demasiado complicado pero con el lastre de llevar 61 kilos, entregando ventajas de entre 4 y 9 1/2 unidades.

Titular en esta cancha de los clásicos Partícula (G2), La Mission (G2), Los Haras (G2) y Juan Shaw (G2), no necesita demasiada presentación Sweet Mana, que, como es su característica, apostará a que el desarrollo se mueva para entrar en acción en la recta.

El riesgo mayor para la candidata lo aporta la rosarina Capa Que Si (Lizard Island, 53 1/2), en una etapa por demás productiva de su trayectoria y con muestra más reciente en ese segundo a 3 cuerpos de Celeste y Blanca (Indy Point) en el Handicap Jerry Honor, donde se adelantó por medio pescuezo a Tinguiririca (Easing Along, 53 1/2), que también estará en los partidores ahora.

Bien abierta arrancará la rendidora Valissam (Alrassaam, 55), que también se viene comportando en gran forma, tal como lo demostró al escoltar a Avec Toi (Mutakddim) en el Handicap Prefectura Naval Argentina y a French Beach (Treasure Beach) en el Clásico Sierra Balcarce. Si bien no compite desde principios de agosto, tiene una oportunidad ideal como para volver con una labor importante.

Y también debe mencionarse a la brasileña Genelle (Wild Event, 56), a la que todavía le cuesta ser competitiva en este nivel, pero que, a la vez, ha sumado roce importante y del cual sacar provecho.