Dreaman (foto) y Special Dubai vuelven a medirse en los 2000 metros de arena de Libertador y Dorrego, donde se espera un lleno total

Por Diego H. Mitagstein

La espera llegó a su fin. El fantástico festival del Gran Premio República Argentina (G1-2000 m, arena) llegará este domingo al Hipódromo Argentino de Palermo para romperla todo. Tribunas llenas, seis grupo uno, más de 100.000.000 de pesos en pozos y diferentes atracciones para toda la familia conforman un menú irresistible, de esos que hacen tan lindo vivir un día en las carreras.

Después del Gran Premio Nacional (G1), no hay clásico más importante en la temporada que el “República”, así, a secas, como casi todo el mundo le dice, ese trofeo que deambuló por el calendario sin suerte por muchos años, pero que desde que se instaló el 1 de mayo y encontró su distancia ideal en los 2000 metros empezó a crecer, a crecer y a crecer… Y todavía sigue creciendo…

La que se vivirá ahora no será la versión más fuerte en materia de figuras, pues entre exportaciones, retiros y viajes para competir en el exterior la división de fondo se fue quedando sin nombres que movieran el amperímetro. En ese rearmado, en los primeros meses de 2022 fueron asomando varios aspirantes a la corona -alguno de ellos también fueron quedando afuera…-, como el caso de Dreaman, que intentará darle un nuevo éxito en la carrera al preparador uruguayo Hugo Pérez, como aquél que consiguió con Desirable (Equal Stripes) en 1999.

El hijo de Galicado tocó el cielo con las manos hace 30 días, cuando se impuso en el Gran Premio de Honor (G1) batiendo por 1 cuerpo a Special Dubai (E Dubai), rival al que ahora le dará revancha, con promesa de ruido fuerte.

Ocurre que aquella vez el tordillo reprisaba de larga ausencia, por lo que se descuenta que un saltito en su nivel dará, lo que provocará que el candidato deba poner todavía más pulmones y clase para repetir el resultado.

Special Dubai no es un improvisado en grandes premios, pues a lo largo de su sólida campaña supo ganar el General San Martín (G1), en el césped local, terminar segundo de Emotion Orpen (Orpen) en el Gran Premio Dardo Rocha (G1), o tercero del campeón Ivar (Agnes Gold) en el Gran Premio Gran Criterium (G1).

Héctor Rodríguez confía a pleno en que Remen está listo para dar el salto. Reciente ganador del Handicap Arturo A., pero previo segundo en los clásicos Mineral (L) y Ayacucho (G3), el vástago de Galicado es un canto al coraje cuando toma la punta, que suele defender a capa y espada. Mucho cuidado con él si encuentra libertades.

Firmamento confía en Bamb Craf (Mastercraftsman), que se recuperó con su cuarto a poco más de 4 cuerpos de Dreaman en el Honor, y Mamina aspira a que Lord of Lords (Master of Hounds) vuelva a mostrarse en su mejor nivel, aprovechando su amplia experiencia.

Con gestiones interesantes en el plano condicional se animan a más Pay the Man (Treasure Beach), Nievre (Catcher In the Rye) y Alibaba Song (Alcindor), mientras que Sidney Lima (Sidney’s Candy) será otro de los que le ponga pimienta al desarrollo.

Por último, cabe señalar que la atropellada de Spirit of Light (Sebi Halo) puede hacer estragos ante un ritmo acelerado, por más que suba desde distancias inferiores, donde ya ha dado sobradas muestras de su calidad.

Rayo Vallecano (Violence), Newniverse (Galicado) y Estruendoso Dubai (E Dubai) tienen rótulo de lance, y deberán mejorar.