White Abarrio arrancará desde el 1 y National Treasure lo hará desde el 7; como siempre, sonrisas y muecas no tan alegres

RIYADH, Arabia Saudita (De un enviado especial).- Cuando a Rick Dutrow, el entrenador de White Abarrio, le preguntaron qué esperaba del sorteo de partidores de la Saudi Cup, dijo: “Lo único que quiero es una posición exterior”.

La suerte no lo acompañó al veterano preparador, pues en la ceremonia quedó decretado que el ganado del último Breeders’ Cup Classic (G1) arrancará desde la suelta 1. Resignado, pero con confianza, el profesional comentó luego: “En Santa Anita le había tocado el 2, así que no creo que esto sea un problema ahora. Tenemos el mejor jockey y uno de los mejores caballos. Será divertido y estaremos listos. No puedo dejar de decir que cada vez que lo veo al caballo me deja sin aliento de lo bien que está”.

La ceremonia de partidas se celebró en la noche del miércoles en el King Abdulaziz Racecourse y hubo varios que tuvieron más fortuna que Dutrow con White Abarrio, tal el caso de National Treasure (Quality Road), otra de las grandes cartas sudamericanas y que revista a las órdenes de Bob Baffert.

Como casi siempre, el jefe no viajó, pero sí lo hizo Jimmy Barnes, uno de sus asistentes. Tras conocer que el titular de la Pegasus World Cup Invitational Stakes (G1) partirá desde el 7, contó: “Se está poniendo mejor y mejor, y se va haciendo con cada carrera, maduró mucho y nos da la sensación de que está disfrutando estar aquí. Flavien Prat -el jockey- seguramente le dará un buen desarrollo y eso es lo mejor que podemos pedir”.

Cortitos con su inglés -siempre es lo mismo…- los japoneses fueron escuetos con sus sensaciones. Shogo Hirose, parte del equipo de Ushba Tesoro (Orfevre), dijo sobre el puesto 11: “Bueno tenerlo”, y Manari Tanaka, del grupo de Derma Sotogake, sumó: “Creo que mejoró desde la Breeders’ Cup”, sin mecionar nada sobre el lugar 13 que le tocó.

Faisal Al Qahtani, propietario de Saudi Crown (Always Dreaming), manifestó star muy contento con el 5 del que arrancará el tordillo, y Harry Sweeney, de parte de Godolphin por Lemon Pop (Lemon Drop Kid), expresó: “Tenemos enorme confianza en nuesto equipo, y en su última actuación largó desde muy afuera y ganó; siempre supera todos los obstáculos, y ahora con el 3 deberá volver a hacerlo. Será un gran desafío para nuestro caballo, pero tenemos confianza en él y respeto hacia cada uno de los participantes”.