Top One City, Le Marchand (foto) y Affable les dieron triplete en las clasificatorias Precoces; Lenovo Gone, se impuso en la restante

LA PLATA.- Tarde soñada la que vivieron este sábado en el Bosque la caballeriza Nuestras Hijas, el entrenador César Zapico y el jockey Eduardo Ortega Pavón, quedándose con tres de los cuatro turnos clasificatorios para potrillos del Clásico Precoces (800 m, arena), las mejores carreras de una fecha que dejó un saldo negativo en materia de apuestas, pues apenas se jugaron 16.476.059 pesos, con una pérdida considerable de dinero con respecto a lo que suelen apostar San Isidro o Palermo un día sábado.

Top One City (Cityscape y Miss Top One, por Numerous, Haras Firmamento), Le Marchand (Le Blues y Romagna, por Bahiaro, Haras El Paraíso) y Affable (Angiolo y Dazzle Darlin, por Johannesburg, Haras Triple Alliance SA.) dieron forma a la cosecha del tridente, y sólo el éxito de Lenovo Gone (Lenovo y Stormy Gone, por Bernstein, Lázaro Agropecuaria SA.) evitó un capote.

Fue también la fecha de los primeros triunfos como padrillos para Le Blues y el campeón Lenovo, ambos hijos de Roman Ruler, dos de los caballos en los que están puestas las miradas en pos de encontrar nuevas referencias en la cabaña. 

En el inicio de la tanda de clasificatorias, Top One City se río de la genética y fue un avión en la parte final, atropellando desde lejos para pasar de largo al puntero Quil Hero (Andromeda’s Hero) a menos de 100 metros para el disco y desprendiéndose hasta sacarle un par de cuerpos de ventaja; a 1 1/2 más, Storm Chaser (Sebi Halo) completó la trifecta, todo al cabo de 45s15/100, a la postre, el tiempo más rápido entre los 4 ganadores.

Un rato más tarde, Le Marchand puso el “2 a 0” para Nuestras Hijas, Zapico y Ortega Pavón con una labor contundente, que lo vio dominar en la división de un extremo al otro y ni siquiera inmutarse para contener en el derecho a Another Time (Angiolo), que debió conformarse con llegar segundo a 3 cuerpos tras 45s69/100, ahorrando energías de cara a lo que será la final del mes próximo.

Idéntica fue la táctica que aplicó Lenovo Gone en el pase tres, aprovechando al máximo la experiencia que había acumulado hace una semana cuando debutó sobre el césped de San Isidro. Sacó ventajas rápido con Francisco Leandro en su montura y esta vez no se cansó, alcanzando el objetivo con 2 largos de diferencia sobre Audubon (Angiolo) en 45s78/100. Presentado por Rubén Montero, representó a la caballeriza Colorado 32, de Tandil.

Por último, en la división final, otra vez se lucieron Zapico, el paraguayo y Nuestras Hijas, ahora con Affable, que también asumió el liderazgo a poco de partir para hacerse inalcanzable en el derecho hasta cruzar el disco con 6 cuerpos de diferencia sobre Lord Rosellion (Le Blues), tras 46s13/100.

Para Ortega Pavón la tarde finalizaría con un cuatriplete, pues en la undécima competencia condujo a Lascari (Peer Gynt y La Enseñanza, por Kitwood, Haras Vacación), ratificando así su liderazgo en la estadística de jinetes local, acumulando ya 112 primeros puestos, con 33 de ventaja sobre Francisco Leandro, un resultado casi definitivo.