El hijo de Lasting Approval es candidato en la primera carrera de grupo de la temporada en San Isidro

Lindísima fecha aguarda la tarde de sábado en el Hipódromo de San Isidro, donde los fines de semana la calidad aparece, haciendo olvidar los ya tortuosos miércoles de CA. En un marco general de condicionales de proyección, habrá dos clásicos a disposición, con el tradicional Botafogo (G3-2000 m, césped) abriendo la temporada gradual del norte.

Preparatorio rumbo al Gran Premio Miguel A. Martínez de Hoz (G1), recuperó su histórica categoría de G3, tras pasar algunos años corriéndose como Listado. En su edición 2019 tendrá apenas 8 participantes, con la figura central del generoso Stivers, hace muchos meses protagonista de casi todo choque importante en la grama y la distancia. El hijo de Lasting Approval tuvo una muy buena labor en el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1), cuando cruzó el disco en quinta posición, a sólo 3 1/4 cuerpos de Il Mercato (Not for Sale), habiendo antes escoltado al campeón Sixties Song (Sixties Icon) en el Gran Premio Copa de Oro (G1). Semejantes antecedentes empujan al crédito de Las Monjitas a la posición de máximo candidato, con Jorge Ricardo como el hombre responsable de guiarlo en el camino soñado al disco.

En su camino se cruza el único ganador de G1 del reducido grupo, Forty One, en tren de ir poco a poco recuperando la confianza luego de pasar más de diez meses entre algodones por una seria lesión. El alazán del Stud Quereuquén se hizo famoso cuando venció al malogrado Hat Valiente (Hat Trick), a Fiskardo (Not for Sale) y al mismísimo Puerto Escondido (Hurricane Cat) en el Gran Premio General San Martín (G1) de Palermo, pero en el Pellegrini de 2018 la salud le jugó una mala pasada.

Sólo pudo regresar a las pistas en octubre, quedando tercero de El Gran Gitano (Sixties Icon), para luego cruzar el disco adelante de Ghost Sound (Mount Nelson), siendo luego distanciado por molestar. Ya luce bastante más a tono y ahora podrá tenerse una idea de lo que es capaz de dar en esta etapa de su campaña.

El ascenso de Hole In One (Heliostatic) tendrá su prueba más exigente en el Botafogo, luego de una serie de cuatro victorias consecutivas y que encontró su pico máximo de emoción al vencer en el Clásico Tresiete (L), por 1 1/2 cuerpo a Enzo de Oro (Lingote de Oro) y a Sólo Un Momento (Orpen), posterior vencedor en el Clásico Ayacucho (G3) de Palermo. El defensor del Stud Tramo 20 irá en yunta con Simply Great (Cima de Triomphe), que perdió el rumbo tras un prometedor tercero en la maratón del General Pueyrredón (G3).

El tres años Galgo Luca (Luck Money) aún es perdedor, pero bajo esa condición fue quinto en el Gran Premio Jockey Club (G1) y en el Clásico de la Provincia de Buenos Aires (G3), por lo que… A respetarlo. Y queda Fantasioso (Strategic Prince) que ganó dos comunes seguidas y ahora aspira a dar la nota.