Con sólo 53 1/2 kilos, hizo galope liviano en el Especial Jockey Club del Paraguay

El triunfo de Little Gem hace repensar un sistema ridículo e insostenible

LA PLATA.- Little Gem no tiene la culpa de ser una buena yegua. La culpa es toda de la dirigencia platense, sosteniendo un sistema para el 95 por ciento de sus especiales y handicaps que, lejos de equiparar las chances, provoca en la mayoría de los casos el efecto contrario.

Little Gem era la fija del año en la previa al Especial Jockey Club del Paraguay (1300 m, arena húmeda), al que llegaba después de batir el record de esa distancia aquí y de vencer al galopito en el Clásico Día de la Soberanía Nacional de Palermo. Los 53 1/2 kilos que le tocaron según la escala eran casi una sentencia para sus rivales y, a la hora de la vedad, todo terminó como el mundo podía esperar.

La hija de Pure Prize “aprovechó” esas gentilezas para lucirse como gigantesca favorita (pagó $ 1,60…) y ganarle por 9 cuerpos a Holy Tala (Manipulator, 61), dándole continuidad a su seguidilla y abriendo un panorama bien interesante de cara a 2019.

Conducida por Altair Domingos, la pupila de Pedro Nickel Filho salió adelante, pero por algunos metros le cedió el liderazgo a Signorina Forli (Tetelestai, 51). Por dentro fue retomando la vanguardia al promediar la curva y en el derecho ofreció un show de categoría.

Holy Tala intentó descontar, pero ante la desigualdad de peso y la diferencia de velocidad, le fue imposible. A 3/4 largo y medio pescuezo, Bell Dome (Curlinello, 54 1/2) y Orgánica Inc (Include, 54), con Signorina Forli yendo “a parar al hospital” después de desafiar a la ganadora…

El tiempo de 1m15s98/100 para la cancha alterada fue estupendo, bastante por encima del record que ella misma ostenta con 1m14s92/100, alcanzado el 8 de noviembre último. Little Gem no para de crecer y ahora su campaña habla de 5 primeros en 9 actuaciones, con premios que ya pasaron el millón de pesos, y da la sensación de que su historia grande recibén comienza, kilos al margen.