El caballo llegó desde Entre Ríos y debió ser sacrificado; se interedectó un sector y habrá nuevas medidas de control

Lo que había venido corriendo como reguero de pólvora desde el último viernes, encontró el domingo por la noche una confirmación oficial por parte del Hipódromo Argentino de Palermo. Mediante un parte de prensa, las autoridades porteñas informaron: “Se comunica que se ha detectado en la Villa Hípica un caso de Anemia Infecciosa Equina (AIE) y que, luego de denunciarlo a SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria), ha quedado interdictado el sector en el que se alojaba el SPC. Esta medida solo aísla preventivamente a los 100 caballos que la componen, los que deberán varear en horario diferenciado y permite que puedan correr los SPC anotados previo a un Test de Elisa que deberán realizar el mismo día de la carrera. Los demás sectores de la Villa Hípica funcionan normalmente y está permitido el ingreso de los caballos que vienen de otros hipódromos y del interior para competir en la reunión del lunes 2 de diciembre. El Hipódromo Argentino de Palermo se ha puesto a disposición de SENASA para llevar a cabo todos los controles necesarios para evitar la propagación y en las próximas horas se estará comunicando las medidas adoptadas”.

Previamente se habían informado de algunos casos detectados en el interior del país; de hecho, el caballo que dio positivo de AIE llegó desde Gualeguaychú, Entre Ríos, según se comentó desde el circo porteño. “Tenía una anemia que se le vencía el 29 de noviembre; en Palermo cuando se está por vencer la anemia se presta un servicio por el cual personal del Servicio Veterinario saca sangre y la manda analizar; así fue con este caballo, que dio positivo al repetir la prueba. Se notificó al SENASA, se retesteó, dio positivo nuevamente y se lo sacrificó”, comentó Ignacio Pavlovsky (h.), parte de la comisión de carreras porteña. 

Además, agregó: “Este lunes volveremos a sangrar a todos los caballos que están instalados en la zona interdictada para tener todo bajo control, y se tomó como norma la fumigación de la zona cada 48 horas por el tema de los vectores”.

El tema se tratará en profundidad en la mañana del lunes. “Tendremos una reunión con SENASA para ver cómo seguir. Si salen todas las nuevas pruebas negativas, repetiremos los exámenes en 30 días y esperamos que no pase a mayores”, recalcó el dirigente cuando se lo consultó sobre si peligraba la realización de carreras.

Palermo tomará medidas extremas de aquí en más para tratar de achicar el margen de error: “Lo que sí vamos a definir esta semana, pues ya está hablado con Ricardo Campodónico, Jefe de Veterinarios del hipódromo, es que ningún caballo que sea estabulado en la Villa Hípica de Palermo va a poder tener una anemia menor a los 15 días, con la obligatoriedad de repetir el test a los 30 días. Tenemos que estar preparados, porque AIE hay por todos lados y muchos no tratan el tema con la seriedad que se merece”.