La actividad realizó cortes en Olleros y Libertador y Marques y Diego Carman, ante la falta de respuestas por parte del Estado y tras más de 4 meses sin carreras

Al turf no le quedó otra que salir a la calle para hacerse escuchar y pedir por el regreso de las carreras, tras más de cuatro meses sin actividad, una situación que pone en jaque una industria centenaria, de las pocas en que la Argentina es líder a nivel mundial.

Si la patria se hizo a caballo, últimamente la política es una parte de la historia que se olvidó; y hasta la propia dirigencia hípica lució escasa en su esfuerzo por el ansiado retorno, con sólo unos pocos dando la cara y esforzándose, pero con la gran mayoría sin asomarse, sin responder a los cargos que ostentan.

La esquina de Olleros y Avenida del Libertador, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y el cruce de Márquez y Diego Carman en San Isidro fueron escenarios de sendas marchas de los diferentes actores de la hípica argentina para visualizar la problemática.

Muchos profesionales, peones, vareadores, veterinarios y propietarios se congregaron en cada uno de los puntos designados, incluso, con una represntación perteneciente al Hipódromo de La Plata y que se sumó a una protesta que, a primer análisis, cumplió con su cometido pues las imágenes circularon por los principales canales de televisión y televisión por cable y en la gran mayoría de los medios con mayor alcance a nivel nacional.

El pedido fue claro: poder trabajar. Y para trabajar el turf tiene que correr. La pandemia existe y complica, todos lo tienen en claro; de hecho el turf se está cuidando así mismo y los contactos con el virus hasta ahora han sido escasos. En todos los países del mundo (salvo Chile en parte y México) las carreras de caballo han regresado sin mayores incovenientes, sin público y respetando los protocolos, el mismo sistema que se busca utilizar ahora, con el agregado de poder contar con el juego online, una situación que ya está autorizada por la Ley del Turf de la provincia de Buenos Aires, pero que no está disponible aún en Palermo.

Como se recordará, hace un par de meses el Estado provincial indicó agosto como la fecha de reinicio de las carreras, aunquen hace una semana el Hipódromo de San Isidro comunicó que no anotaría para las primeras fechas de ese mes.

Hace horas, en tanto, un grupo de representantes de la industria tuvo un segundo encuentro con José Luis Giusti, Ministro de Desarrollo Económico de la Ciudad de Buenos Aires, con el que, en apariencia, se va avanzando.

Tras la marcha se escucharon novedades desde el Hipódromo de La Plata, que publicó en su cuenta de Twitter que fue informado por parte de la Dirección de Hipódromos y Casinos del Instituto Provincial de Loterías y Casinos que el protocolo sanitario para volver a competir que fuera propuesto con el fin de obtener la autorización para realizar reuniones hípicas se encuentra siendo evaluado por parte de las autoridades del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires. Asimismo, el Bosque publicó un “ensayo” de las programaciones preparadas para los meses de agosto y septiembre, pero cuya aplicación se encuentra sujeta a las disposiciones y autorizaciones emanadas por las autoridades nacionales, provinciales y municipales.

El turf salió a la calle para que su problemática trascienda las paredes de los hipódromos y los pocos despachos del Estado que han tenido la responsabilidad de atender a la actividad, donde mucha gente mira con ojos repletos de lágrimas como todo por lo que tanto trabajaron se va transformando en frustración.