Tras las suspensiones de la última semana, esta tarde retornarán las carreras al Bosque, aunque todavía los problemas siguen a la vista y sin solución

LA PLATA.- Tras una reunión entre los profesionales que la última semana bloquearon con justa razón la realización de carreras tanto martes como jueves, y funcionarios de segunda línea dentro de la Administración sureña, el turf volverá este tarde a la ciudad de las diagonales, aunque los problemas de fondo (y los superficiales también) siguen estando ahí, a la vista de todos, ante un Estado que prometió y jamás cumplió.

Ya hace algunos meses, cuando sucedió algo similar ante la falta en el pago de los premios, se pusieron parches inmediatos para luego volver a los vicios que causaron esa queja. Pues bien, da la sensación de que ahora la situación no cambiará demasiado, pues ni Pablo Oriolo ni Javier Denis -el hombre debería cuidarse un poco más de los audios “simpáticos” sobre un tema que preocupa a muchísima gente…-, los hombres fuertes de Lotería en el querido circo platense, tomaron reales cartas en el asunto.

Con premios malísimos y que se pagan con un retraso intolerable, instalaciones que se caen a pedazos, una cancha que a esta altura ya tendría que ser un problema menos (hasta el mismísimo Omar Galdurralde, Presidente de Lotería, prometió en declaraciones públicas su reparación total…) y cientos de problemas más, el Bosque marcha, a los tumbos, con más alma que “salud”.

En el retorno de la hípica serán 14 los turnos a resolverse, con base en el Especial Tesonera (1300 m), para yeguas desde los 4 años ganadoras de 3 ó más carreras y con los pesos establecidos por descargos y recargos. Justamente el topweight recayó en Grand Splendid (Grand Reward, 59 1/2 kg.) (foto), que tiene una ocasión linda como para ratificar su excelente actualidad, esa que al cabo de sus últimas 4 apariciones la llevó a ganar los especiales Colombia y Belle du Jour y a terminar segunda en los especiales Dorina y Jockey Club de Tucumán.

La historia no le será para nada sencilla, pues Out of Key (Stay Thirsty, 59) sigue dándole pelea al almanaque y tratando de volver a la victoria. Para una ganadora de 12 carreas, seis derrotas seguidas son demasiado, o quizás la muestra de que el tiempo es implacable. Veremos en esta nueva oportunidad como se comporta.  En yunta con la anterior irá Beauty Romance (Roman Ruler, 53 1/2), livianita en los kilos y con ganas de mejorar su cuarto en el Clásico Eva Perón…