La hija de Angiolo vuelve a medirse con Embozada Nistel; importantes incrementos

Otra vez se abre la semana en el Hipódromo Argentino de Palermo, ya con “compañía” en el horizonte ante los inminentes regreso al ruedo de sus “colegas” de San Isidro y La Plata. Serán por total 13 las carreras a disposición, aunque sin demasiada calidad ni juventud de por medio… 

Lo más importante lo aportarán las velocistas con el Handicap Campagnarde, que sobre el kilómetro de arena medirá yeguas desde los 4 años, ganadoras, y con un premio para la ganadora de exiguos 150.000 pesos, cosas de estos tiempos de covid-19 mezclado con crisis.

Hablar de Campagnarde es hablar de corazón, porque ante un tamaño pocket la inolvidable fondista de Las Ortigas le ponía muchísima garra y calidad a todo. Titular en nuestro medio del Gran Premio Selección (G1) de 1990, cuando fue consagrada Campeón 3 Años Hembra, luego llevó su categoría a los Estados Unidos, donde descollaría tanto en la competencia como en el haras.

Al cuidado del célebre Charlie Whittingham, la hija de Oak Dancer se impuso en el Ramona Handicap (G1) de Del Mar, y luego produjo a los ganadores graduales Lovely Rafaela (A.P. Indy) y Rize (Theatrical), al clásico Calle Vista (Pleasantly Perfect), a los placé clásicos Stratostar (Pulpit) y Lucien (Jade Hunter) y a la generosa Union Camp (Dixie Union), que en nuestro país y desde el Haras Don Arcángel dio a los G1 Besitos (Cima de Triomphe) e Idalino (Pleasantly Perfect). En su momento, Campagnarde fue vendida por 1,2 millones de dólares en Keeneland, preñada de A.P. Indy…

En el handicap la ocasión parece ser ideal para Elcisa (Angiolo, 59 kg.), cuya campaña entusiasma, además de ya haberse sacado de encima la reprise, un dato por demás importante en estos tiempos. Allá por diciembre, antes de Navidad, brilló más que nunca alzándose sobre idénticas circunstancias a las que enfrentará ahora con el Clásico General Alvear (L), para arrancar su 2020 llegando cuarta en el Clásico General Francisco B. Bosch (G3) y segunda en el Clásico General Arenales (G3). 

En su campaña post parate por la pandemia, se la vio bien cuando se sacó de encima la inactividad con un tercero de Pura Bellota (Manipulator) en el Clásico México (G3).

La pupila de Angel Piana vuelve a cruzarse con Embozada Nistel (Van Nistelrooy, 58 1/2), reservada de Firmamento que quedó detrás de la anterior al ser tercera en el Arenales y cuarta en el México, aunque terminó por delante cuando escoltó a La Hilary (Grand Reward) en el General Güemes (L), tarde en la que Elcisa fue sólo sexta.

El Stud-Haras Don Florentino tiene mucho de su interés en su remate, que finalizará el próximo sábado, pero los Grimaldi también quieren seguir de racha. Tras ganar el Gran Premio Estrellas Sprint (G1) con La Reliquia (Qué Vida Buena), ahora van por otro festejo de los importantes de la mano de Gran Enemiga (Qué Vida Buena). Su reprise la vio quedar quinta en el México, después de no competir por casi 9 meses, despidiéndose en el Unzué (G1) de San Isidro. Claro que como ganadora gradual a los dos años, aquí le cabe una mención entre los nombres más importantes.

Ya un escaloncito más abajo lucen Pestañas Arqueadas (Sixties Icon, 57), Ay Los Ojitos (Manipulator, 54), sin olvidar la actuación de Trikini Girl (Greenspring, 56), que si bien no estuvo a la altura en el México, por sus tabuladas se puede tener una idea de que será un nombre bravo de batir si rinde al máximo de su potencial.

La jornada de este lunes en Palermo tendrá otro atractivo en los incrementos por más de 1 millón de pesos que estarán en juego y otro potente pozo max. La rueda del turf vuelve a girar y ya está próxima a la normalización de su actividad, con la ilusión de que en el corto plazo los números empiecen a ser mucho más redondos para todos, hipódromos, propietarios y profesionales.